La Hoguera de Vanidades Termina en Subasta de Dingidade$$$

victoria palau-250xPor Victoria Palau/ Enfoque/ San Luis Potosí, S.L.P.
“Escribo para que me quieran. También escribo para no morir. Pero la razón más importante y la que cuenta al fin y al cabo, es que escribo para comprender”: José Saramago.
Hola estimado lector te saludo con el gusto de siempre.
Voy a tomarme el atrevimiento de comenzar mi charla contigo hablándote un poco de mí.
Mi formación académica  y profesional es la de Comunicóloga y Trabajadora Social. Mi formación como persona, mi parte humana, es obviamente el ejemplo que se me dio desde que estoy en este mundo; Ese ejemplo fue siempre: dignidad, honorabilidad y un sentido de ética férrea. Cada uno tenemos un código de ética en el que basamos nuestra manera de ir por la vida.
No quiero extenderme en explicaciones que parezcan disculpas. No es el caso ni la intención.
No sería capaz  de meterme  con la vida privada de nadie. Mucho menos con la familia de ninguna  persona. Eso no se vale. Eso a nadie nos importa. Tampoco me gustan las cosas burdas aún siendo crítica política. No es mi estilo.
Ahora si al tema.
¿Qué es  la dignidad, que se entiende por dignidad?
Se entiende por dignidad:
* Cualidad de digno, que se comporta con decoro y se hace respetar. Seriedad de las personas en la manera de comportarse.
* Respeto y estima que una persona tiene de sí misma y merece que se lo tengan las demás personas.
* Cargo o puesto de mucha autoridad, prestigio y honor:
* Persona que ocupa un cargo o puesto de mucha autoridad, prestigio y honor: Dignatario.
Pues ya con lo de dignatario empezamos a ir un poco complicado… ¿Quién es merecedor de tal distinción? No solamente por jerarquía en el puesto;  por el honor con el que éste se desempeña.
Pienso y pienso, y el único personaje que se me viene a la cabeza es Don Martín Brito Hernández; Cónsul mexicano en Londres por los años 80. Tiempo en el que también  fuera Embajador Sepúlveda Amor. (Ni idea de cómo se llame) Dos cargos importantes; un solo Dignatario: Don Martín.
Buscaremos dignatarios  En nuestra entidad. Como siempre: lo que solo  me consta.
El recién pasado (sé que ya mencioné pero viene al caso nuevamente). Señor burla en los “quemados” y en las “mangas del chaleco”. Empaquetado con el mismo código de barras que un Granier etc. Eso de digno no tiene nada. Y menos vivirlo a esa edad. En esa etapa de la vida. El otro señor tenencias, que  lo sacan en una foto con la imagen  una rata de albañal a un lado y del otro con… kahuagi.
Misma profesión, puestos importantes. Ambos en edad de no andar en esas cosas tan feas. Así andan por el mal entendido concepto de lo que es el  reconocimiento social. Que nadie niega que sí que lo tienen; nada más  que poquito al revés.
Que flojera a estas alturas del partido, estar sacando las fuerzas de las flaquezas para defenderse de lo indefendible… Devolviendo golpes bajos, viendo su nombre bien grandote en los periódicos pero no precisamente como receptores de un premio Honoris causa.
No, de verdad que ya no se les va a otorgar la presea de San Luis. Ya no entrarán a ser comensales de  un restaurante y la gente se pondrá de pie para  aplaudirles. Yo no irán a un evento VIP socialité y todo mundo hará fila para saludarlos con reverencia.  (Bueno, nunca falta el que pueda  querer pedir un último favorcillo.)
Siento ser la portadora de la triste realidad: Eso ya no pasará. Ya en este kilometraje no se puede dar la vuelta al volante. Lo hecho, pero, muy hecho está ya.
La dignidad  se vendió y devoluciones no hay.
Conozco a alguien más o menos contemporáneo a este señor contador ex gobernador y al señor contador de tenencias. (Añitos más, añitos menos). De misma profesión,  un puesto desempeñado  de esos en  los que tiene que estar presente  una honradez impecable;  honorabilidad a toda prueba;   y  sobre todo: alto concepto de lo que es la dignidad sin precio.
La vida  de este señor la define una sola  palabra: PAZ.
¿Qué se debe estar haciendo en estas alturas de la vida? Leyendo, viendo películas, escuchando música, yendo a la ópera, saliendo a la hora que se quiere, con quien se quiere. Seguir productivo; Mi conocido organiza sus círculos de lectura en la institución donde laboró por casi 40 años. Es muy bienvenido siempre; Con respeto, con alta estima y con gusto. Pasea diario a las 5 am a su perro labrador, tiene su propio espacio para hacer el ejercicio que tanto le gustó.  Y lo más valioso de la vida: cuenta con un absoluto respeto por cercanos y lejanos. ¿Que tiene esto de especial? Pues nada. Esto es lo normal. (Leer las 8 edades del hombre  de Erikson).
Y…. Otro estilo bástate patético de subastar dignidad: la mentira.
Mentir sobre quién o que se es.
No voy a transcribir notas y entrevistas. Una persona que dice puras mentirotas sobre su  profesión y se contradice en cada una, no es digna.
Indigno salir en la página de transparencia de un Ayto. Como Lic. En administración, luego en una entrevista como decoradora, luego en un título recibida como abogada desde el 93….
Una persona normal que ve calumniada así, para pronto se mete en Búho legal en internet y saca su cédula profesional: de Lic. En admón. de decoradora o de abogada. Pero callas las bocotas. Si no puede, la razón es bien simple: porque no tiene. Entonces se utiliza muy dignamente la C. antes de su nombre de la misma manera en tantos funcionarios públicos. ¿Cómo para que la mentira? Para que la evidencien y quedar en el ridículo más penoso.
Dignidad perdida. Por supuesto que sí. Dignataria ni como pensar eso.
No entiendo para que inventar lo otro. Se supone que es una  profesional en lo que hace. ¿Qué le importa ser decoradora o física nuclear?
Me da flojera recorrer la vida profesional de la mujer. Ya con las bolsitas del día del niño y con leer las observaciones que le hacen las Regidoras  Mede y  Rangel con eso basta.
La incompetencia no le quita la dignidad. La quita el ser mentirosa.  No merece la consideración de dignataria, no pues obviamente que no.
Y otra…
Diputada actual, quien, hace cosa de un año, fuera evidenciada por el plagio de una propuesta ya avalada de manera legal  ya reconocida con el nombre del verdadero autor. Un profesionista ampliamente reconocido aquí  en   SLP.
La diputada copy paste la  mete como de su autoría. Y para luego tarde sale evidenciada en todas las redes sociales.
Esta fue su respuesta: “Me da gusto que el Lic. esté tan pendiente de lo que hago” palabras más, menos… Que cinismo. Dignidad subastada. ¿Dignataria? Ni por error
¿Re- votar por estos personajes, o, tener la intención remota, nada digna de votar por ellos para que sigan siendo así o peores? Lo  inimaginable: que un partido político los defienda y los contemple para comicios venideros. Las instituciones también tienen dignidad, solo que ahí se las tiene que resguardar el encargado. (Psst. Ppssst: Héctor no compres broncas ajenas, tú ahí la llevas haciendo tu luchita, al señor no hay ya como ayudarlo… si desconocieron a Fox…)
Directora Inpojuve: No, no va a ser alcaldesa, no existen los  padrinos mágicos más que en la chafI tele.
Sra. Diputada: haga lo que pueda solita. Deje de lado tal soberbia y no sea respondona. Ya veremos si otro Alcalde de su partido que se deje encasquetar recomendados con no buenos antecedentes profesionales para gabinete… Y, otro punto, que no haya regidoras que si chambeen con dignidad.
Nuestra dignidad  no está en subasta.
Pobrecita de la gente que, no es que venda su dignidad, es que, ustedes, indignos van y  se las arrebatan con un kilo de frijol. Bien saben, eso sí lo saben muy bien;  que existe mucha gente que antes que pensar en dignidad, sienten algo más mucho fuerte: sienten hambre.
¿Qué más bajeza que hacer algo así?
Para hablar o escribir se deben tener dos cosas: 1.- Fundamento con bases.  2.- No tener cola que se pueda  pisar.  Aquí se  cumple de manera cabal con ambas. Tengo la dignidad 100 intacta y pienso continuar así. La lástima es un insulto. La gente indigna da lástima.
Te agradezco amable lector como siempre el favor de tu atención, nos leemos pronto.

5 Comments

  1. PD.- No puse nombres porque Luego Betty, Marianela, Don Conde Y don Marce se sienten aludidos, y ya van como tres veces. Mejor así. Y de mi conocido aludido, pues èl ya sabrà quien es.

  2. Para cualquier duda, aclaración, etc. sobre la fuente de los datos mencionados en el artículo , a la orden en el correo o bien comentarios, estoy a la orden con mucho gusto en el siguiente correo:
    vicpalaualonso@gmail.com .

    gracias

  3. No había mencionado el nombre del Ciudadano ejemplar a quien le plagio la diputada copy paste, necesitaba pedir su autorización. Es el Lic Jose Mario de La Garza Marroquín. Un ciudadano y ser humano con enorme conciencia social y compromiso. Ojalà personas así nos representaran. No màs esta gente..que es capaz de mentir, plagiar, etc etc.Reitero: fuentes, copias, links, etc en el correo vicpalaualonso@gmail.com
    pd.- Que se avispen en el Ayto.. bastante cerraditos de cabecita los que manejan las páginas…y bastante groseritos además.

  4. La definición de la práctica política, lo dijo un político de aquel entonces, es el arte de comer M… sin hacer gestos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.