Toman Instalaciones de la CEDH

Tomada permanece la Comisión Estatal de los Derechos Humanos por un grupo de personas encabezados por Tereza Carrizales Hernández, ex notaria y candidata a la alcaldía de San Luis Potosí, con el argumento de promover una acción de inconstitucionalidad contra las reformas realizadas por el Congreso del Estado, para sancionar la violencia vicaria, debido a que le faltó perspectiva de género.

«Pedimos a la comunidad internacional que preste atención a las noticias sobre la violación de las garantías universales para niños en San Luis Potosí, México. El gobierno acaba de aprobar la ley sobre la violencia indirecta que impide a los padres defender legalmente a sus hijos en caso de que resulten perjudicados en el hogar paterno.

Esta ley discrimina y criminaliza a los padres cuando una madre afirma sentirse perjudicada por un acto legal que involucra a sus hijos», es el argumento de los manifestantes que tomaron la sede de la CEDH.

Los quejosos agregaron que la ley no tiene opinión técnica sobre derechos humanos, además, refieren que los diputados votaron y aprobaron esta ley con el fin de favorecer al Frente Nacional Contra la Violencia Vicariante conformado por mujeres feministas radicales con fines políticos! Todo esto deja a nuestros hijos indefensos ante cualquier abuso de su madre!

Teresa Carrizales Hernández, señaló que desde el 11 de noviembre se solicitó la acción de inconstitucionalidad a la CEDH de forma legal, solicitando audiencia, esperando turno y expresándose en contra de las reformas que sólo favorecen a las mujeres y dejando en desfavorecidos a los hombres.

Dijo que, el personal de la CEDH se comprometió a realizarla, “pero el próximo 8 de diciembre se vence el plazo para presentar la acción de inconstitucionalidad y esta semana, un papá pasó a preguntar y le dijeron que se presentaría hasta el veintitantos porque le estaba haciendo un despacho que trabajaba probono, pero la fecha límite vence el jueves”.

Teresa Carrizales abundó que, por esa razón esté martes por la tarde-noche fueron a presionar para que realizará la acción de inconstitucionalidad y en todo el tiempo que estuvieron nunca se presentó la presidenta Giovanna Argüelles Moreno, supuestamente por enfermedad.

Al respecto, la Comisión Estatal de los Derechos Humanos respondió a la protesta y aseguró que garantizarán los derechos de las niñas, niños y adolescentes, con una iniciativa que integrarán para presentar al Congreso del Estado y reformar artículos que respalden a la niñez potosina.

Giovanna Itzel Argüelles Moreno, ombudsperson potosina dejó en claro que no permitirán que se vulneren los derechos de los niños y remarcó que la libre expresión es válida en todos los sentidos, en tanto, trabajarán de forma remota para brindarle el servicio a la ciudadanía.

Giovanna Argüelles reconoció que el servicio fue afectado a la ciudadanía por la toma, sin embargo, pidió a las personas que acuden a la CEDH, exponer sus casos en las redes sociales de la comisión o en la página web, como se hizo en la pandemia.