Rocío Cervantes “Lavó la Cuenta Pública” de Xavier Nava: PVEM

  • ** Presentarán un Punto de Acuerdo para que el Congreso del Estado remueva de su cargo a la Auditora Superior del Estado.
Eloy Franklin Sarabia

San Luis Potosí, S.L.P. / Noviembre 4 de 2021.- El diputado Eloy Franklin Sarabia acusó a la titular de la Auditoria Superior del Estado (ASE), Rocío Cervantes Salgado de “lavar las cuentas” del ex alcalde de la Capital, Xavier Nava Palacios en el ejercicio fiscal 2020, “al observarle únicamente 73 millones de pesos en la cuenta 2020, cuando el actual presidente municipal, Enrique Francisco Galindo Ceballos ha denunciado millonarias irregularidades que superan lo observado por el organismo autónomo”.

“Las corruptelas de Xavier Nava son más, la ASE le está ayudando”, expuso el diputado del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) a través de un boletín de prensa del Congreso del. Estado, quien dijo que presentará un Punto de Acuerdo para que el Congreso del Estado remueva de su cargo a la auditora superior, pues ha obviado graves anomalías en los tres ejercicios fiscales administrados por Nava Palacios.

El diputado Eloy Franklin Sarabia, señaló que Xavier Nava desfalcó al ayuntamiento con los más de 400 millones gastados en luminarias al triple de su precio, los más de 50 millones de pesos gastados en lavadoras y electrodomésticos que regaló a cambio del voto a su favor en la pasada campaña electoral y los más de 300 aviadores que supuestamente les dio una base, causándole un gran daño a las arcas municipales.

“La ASE dejó pasar estas irregularidades y es obvio que la titular está protegiendo las espaldas de uno de los peores alcaldes que ha tenido la capital en las últimas décadas, su presencia en la Auditoría ya no garantiza una fiscalización transparente, imparcial, de los recursos públicos que ejercen los gobiernos”, aseguró.

Franklin Sarabia agregó que, “el hecho que la Auditoría Superior del Estado solo le haya detectado irregularidades en lo que es obvio, como las malogradas Ciclovías y los más de 30 millones de pesos que gastó en abogados solo para tratar de arruinar a sus rivales políticos no es más que una cortina de humo”.