Gallardo Contrata un SWAT para SLP y Ceballos Alonso Dice que es para Satisfacer su Ego

Después de las imágenes filtradas de la llegada de tanquetas con el logotipo del Gobierno del Estado, el gobernador Ricardo Gallardo explicó que son parte del equipo táctico de primera reacción, una especie de SWAT como el de Estados Unidos “pero en San Luis Potosí, que actuará como barredora contra todo lo que esté mal”, en tanto que el comandante Julio Ceballos Alonso consideró que “los contrató para satisfacer su ego y que lo más seguro es que reprimirán manifestaciones ciudadanas, sindicalistas o para desalojar campesinos de sus tierras”.

El SWAT de GallardoEl mandatario dijo en Matehuala que llegará mucho equipo táctico de un grupo que se está haciendo de élite, de la policía estatal. Son militares preparados que trabajarán en la entidad y que “aproximadamente se arrancará con un grupo de 200 elementos tácticos, que vienen prácticamente a hacer funciones para repeler todo lo que existe malo en San Luis Potosí. Va a ser una barredora lo que va a llegar”.

Ya vienen los equipos tácticos llegando, reiteró, iniciará ese equipo táctico con 200 elementos de seguridad pública y la intención es cerrar el año o febrero como máximo, con 450 elementos, ya tácticos que estarán fuera de la Policía Estatal. Serán las personas de reacción inmediata como el equipo SWAT de Estados Unidos, pero aquí en San Luis Potosí, en México.

“Son equipos número uno a nivel mundial y que vienen específicamente a hacer operaciones tácticas de inteligencia a San Luis Potosí”, concluyó el titular del Ejecutivo.

Por su parte, el ex comandante de la Policía Federal y Estatal, Julio Alfredo Ceballos Alonso, consideró irresponsable que el gobernador Ricardo Gallardo Cardona anunciara la contratación de 200 elementos de élite foráneos que encuadran en el concepto de paramilitares o mercenarios y explicó que el equipo SWAT no se integra con militares y tampoco son útiles en funciones urbanas, porque el equipo es de alta montaña y se usa para rescatar funcionarios, por ejemplo.

Además, calculó que podrían tener un costo global de 600 mil pesos diarios, ya que se hospedan en hoteles de lujo y consumen los platillos mas sofisticados.

Indicó que este grupo de choque podría ser anti constitucional, ya que queda fuera de los conceptos legales de policía preventivo, estatal, investigador, fuerzas armadas o del ejército. “Gallardo tiene bajo su mando miles de policías ministeriales y estatales que están capacitados, cursaron la academia y al relegarlos con extraños, los ofende en su desempeño”, mencionó.

Dudó que el nuevo escuadrón esté capacitado para combatir el terrorismo o la guerrilla. “Se mueven con moderno y costoso equipo táctico  en la montaña, pero en la zona urbana, serán inútiles. “Los contrató para satisfacer su ego, lo más seguro es que van a reprimir manifestaciones ciudadanas, sindicalistas o campesinos despojados de sus tierras. No son expertos en perseguir al narcotráfico, ni los delitos comunes”, concluyó.

El SWAT de SLP