Funcionarios Acaparaban Agentes de Seguridad: Gallardo

Agentes de seguridad que fungían como escoltas, casi igualan a la plantilla que vigila a los potosinos en las cuatro regiones del estado, dio a conocer el gobernador de San Luis Potosí, José Ricardo Gallardo Cardona.

Gallardo Cardona lamentó que la Secretaría de Seguridad Pública cuenta con una plantilla de aproximadamente mil 700 policías estatales, de ellos, 700 destinados para escoltas de funcionarios públicos y la iniciativa privada.

Ricardo Gallardo pidió a los titulares de Seguridad Pública del Estado reordenar de inmediato a los elementos activos a las calles de la entidad y advirtió que reordenará a todos los trabajadores de seguridad pública que laboran detrás de un escritorio y los hará operativos.

«Tenemos muchos policías administrativos, son más que los que están en las calles, no pueden estar detrás de un escritorio, tendremos que mandarlos a trabajar de operativos y si no les parece, los liquidaremos conforme las de la ley y buscaremos quien si quiera cuidar a los potosinos», dijo Gallardo Cardona.

Ricardo Gallardo pidió paciencia a la ciudadanía y aseguró que no se hace magia, «no tenemos una varita para componer todo pero estamos haciendo cambios que abonarán al cambio que San Luis necesita», concluyó el mandatario potosino.

Como antecedente, San Luis Potosí está dentro del top 10 en Inseguridad, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública, ENVIPE 2021.

Según el censo del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, el 81.6 por ciento de la población se percibe insegura, cifra negra de delitos no de enunciados o denunciados que no derivaron en carpeta de investigación que fue del 93.3 por ciento a nivel nacional.

Estado de México, Morelos, Puebla, Ciudad de México, Tabasco, Guanajuato, Zacatecas, Veracruz y San Luis Potosí, son catalogados como los más peligrosos, de acuerdo al censo de población, que considera que vivir en la entidad federativa es inseguro a consecuencia de la delincuencia ocurrida durante el período de marzo y abril de este año.