Expulsan de la Canaco a ex Presidenta de Jóvenes Fernanda Álvarez, Denuncia Misoginia

«Por misoginia y machismo fui expulsada de la Cámara Nacional de Comercio en San Luis Potosí», denunció la ex presidenta de jóvenes del organismo empresarial, Fernanda Álvarez Montejano, a unos meses de ser destituida de su cargo.

En un video difundido en redes sociales, Fernanda Álvarez señaló a integrantes de la Canaco de machistas y misóginos, «ésta cámara opera y sucede en la hipocresía del machismo y en las fichas de los acuerdos de compadres. Con algunos, el poder, le gana a la causa».

El pasado marzo del 2022, la ex líder de los jóvenes de la Canaco denunció ante la Fiscalía Especializada para la Atención de la Mujer, que fue cesada de su cargo, sin alguna justificación.

Aquí el comunicado difundido en sus redes sociales:

El día de hoy la comisión de “Honor y Justicia” de Canaco ha tomado ya una resolución. El Consejo de la Cámara optó por seguir respaldando al mismo sistema que siempre ha protegido y por lo tanto de castigarme a mi, y expulsarme del organismo, bajo el argumento de haber hecho pública mi denuncia y no acudir con ellos mismos a “exponer” lo que sucedía.

La misma decisión se ha tomado para tres más de los implicados, quedando respaldado y protegido únicamente el presidente actual, Juan Servando Branca Gutiérrez, al cual únicamente se le ha dado una “amonestación enérgica” que seguramente tiene que ver con pretender evitar escándalos mediáticos que al parecer, es lo que más les preocupa a ellos y que lamentable significa un retroceso para todas nosotras.

De nada sirve que algunos de los llamados líderes, por ahí griten que dan ejemplo a la sociedad, cuando sus amigos acosan, defraudan o discriminan, deciden castigar a quien LEVANTA LA VOZ , y por el contrario, ellos mismos SON libremente misoginos y respaldan el sistema en la Cámara… lo hacen.

La historia de todas las mujeres va a formar parte de lo que estamos labrando hoy en los organismos empresariales. No es fácil pero cada vez que sentí miedo en este proceso, me acordé de cada mujer con la que me he inspirado y con la que he construido en conjunto, que la sociedad entienda cada vez más que la misoginia, el machismo, el acoso y la violencia política de género no van a permanecer, no vamos a retroceder.

Y bueno, con todo esto, tenemos que buscar la parte positiva, como en todo, por ello que de la mano de empresarias y mujeres instruidas en materia de género, se presentó al Consejo de la CANACO, una propuesta de modificación a los estatutos, que entre otras cosas, solicitamos el reconocimiento de Jóvenes CANACO como una comisión, y además, pedimos la alternancia de Mujeres en la presidencia general de la Cámara, que hasta hoy, desafortunadamente jamás hemos logrado presidir de forma general, ya que siempre en el intento, ha habido desafortunados eventos para evitarlo.

Tenemos la obligación de mostrarnos a la sociedad con trabajo serio que lucha por el fin a la violencia de genero, ya que hoy y en estos tiempos complicados para la mujer, es un pilar de nosotros y debemos de mostrar que no toleraremos más la convivencia con actos relacionados con la violencia contra las mujeres, incluso cuando se trata de sus «amigos» y debemos dar todo el apoyo para que todas podemos vivir libre de este tipo de violencias, incluidas las mamas, hijas, esposas y nietas de aquellos que no saben respetar a las mujeres.

El castigo deben ser para los que no respetan a las mujeres y que para nosotras, represente una conquista a la lucha de las mujeres y que a raiz de esto, debe servir de ejemplo de que estas luchas, cambian la historia.

Por mi parte quiero agradecer a todas las personas y colectivos con los que seguimos teniendo proyectos y causas en común, que llevan de frente el amor por nuestro país y la certeza de que podemos crear un mejor lugar para todas y todos. Los proyectos siguen adelante, aún tenemos el gran desafío y la gran oportunidad de deconstruir creencias sociales arraigadas, romper con prejuicios y discriminaciones en las organizaciones, y aceptar liderazgos plurales y diversos que incluyan miradas y voces diferentes.

Demos un recado de altura, que el mensaje permanezca: Toda violencia contra las mujeres será castigada y evidenciada. Esta es la historia que vamos a contarle a las nuevas generaciones, una historia donde todas fuimos valientes para ir contra el sistema. La responsabilidad de ahora, es hacer historia.