«El Proceso de Morena fue Limpio y lo Respetó el Gobernador»: Gabino Morales

  • ** Fue un proceso muy observado y con mucha participación, abundó.

San Luis Potosí, S.L.P. / Agosto 3 de 2022.- El proceso de Morena fue limpio, muy observado y se puede mejorar, donde el Gobernador no participó y a lo mejor a escondidas Ignacio Morquecho intentó hacer alguna travesura, pero no le funcionó, porque obtuvo muy malos resultados, igual que Sergio Serrano, pero “ya le vamos a cantar las golondrinas para que se vaya”, declaró Gabino Morales, Coordinador General de Programas de Bienestar en San Luis Potosí.

Consideró que le fue bien, que fue un proceso que se puede perfeccionar y aclaró que el Gobernador respetó el proceso de Morena. “Al menos él no planteó nada, jamás se me acercó, nos respeta y respeta al movimiento, a lo mejor a escondidas Nacho Morquecho lo pudo haber hecho algo, pero nada más se exhibió, porque les fue mal. Si se hubiera metido el Gobernador no hubiera habido ningún moreno de consejero y la inmensa mayoría son gente de Morena con mucha trayectoria”, dijo.

“A lo mejor ahí Nacho quiso hacer alguna travesura. Pero imagínense, es como si lo invito a jugar a las escondidas a mi casa y le apago la luz. Es un territorio de Morena, es un proceso de Morena”, reiteró.

Morena se consolida y es una gran fuerza, abundó y estima que con el PVEM puede haber una alianza en el futuro, entonces enfatizó que al Verde le conviene que Morena crezca como partido y advirtió que el Verde también tiene que crecer, “y si en el camino nos juntan o nos tenemos que juntar, pues seremos una fuerza muy importante política en el Estado”, reiteró.

Expuso que a Sergio Serrano le fue mal, que su secretaria sacó 4 votos en una asamblea y su sobrina 60 votos, aun cuando es gente que ha tenido sueldo todo el tiempo desde hace seis años en Morena, pero como “le hacían gestos a la gente cuando iba al partido, entonces cuando la misma gente los vio, no votó por ellos, es mas, si hubieran votos en contra ellos hubieran ganado”, comentó.

Finalmente aseguró que no hay elementos para echar abajo el proceso, dado que fue una jornada muy participativa, que fue un proceso en el que todos los ojos estuvieron puestos: medios nacionales, medios locales y observadores. “Estuvo muy observado, fue limpio y se puede mejorar”, concluyó.