Campañas Electorales, Actividades de Alto Riesgo en México

Tras ataques, amenazas y violencia dentro del proceso electoral, las campañas en México son consideradas actividades de alto riesgo, consideró el politólogo y catedrático de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP), Juan Mario Solís Delgadillo,

«Al mes de abril teníamos contabilizadas 143 agresiones en contra de aspirantes ya sea precandidatos o candidatos; de los cuales 26 de esos ataques resultaron letales».

Solís Delgadillo indicó que desde hace tres años, analiza como existen momentos en qué la violencia política se aumenta significativamente, principalmente en agresiones físicas que culminaron con la muerte de esos aspirantes.

El politólogo universitario dijo que en estas últimas dos semanas, se observa como empieza a aumentar significativamente el tema de las agresiones que desafortunadamente terminan en la muerte de algunos candidatos.

Manifestó que ese patrón obedece a muchos factores, como el que ocurre en el ámbito municipal por excelencia, en perfiles que compiten a alcaldías o regidurías.

Reiteró que el ámbito más débil es el municipal; al mismo tiempo que detalló que hace tres años los políticos con más trayectoria solían ser agredidos en el período de precampañas ya que se buscaba que quedarán fuera de la competencia y no aparecieran en la contienda.

Consideró que muchos tienen idea que en esas agresiones solo está inmiscuido el crimen organizado «y si juega un papel importante porque en algunos casos buscan distorsionar la competencia electoral».

El politólogo y catedrático de la Uaslp, reconoció como existe un voto de miedo en ciertas localidades del país, en donde algunos municipios la competencia electoral no fue tal, porque solo se presentaba un solo candidato debido a que los demás están amedrentados y desmotivados a participar.

Observó como progresivamente desde hace algunos años, el fenómeno de la violencia política se ha instalado en México como algo muy grave, pues cada elección se supera así misma.

«A finales de abril 26 candidatos muertos, a principios de mayo ya se incrementaron a 32; en el proceso de hace tres años fueron 48 candidatos acaecidos, por lo que no estamos a mucho de igualar esos sucesos», concluyó.