Primer Caso de Viruela Simica en México

Un adulto mayor con residencia en Nueva York, es el primer caso detectado de la viruela simica,mejor conocida como del mono en México, posiblemente contagiado en Holanda, informó la Secretaría de Salud a nivel Federal

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, confirmó este sábado la detección del primer caso importado de viruela símica en México.

En su cuenta en Twitter, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud del gobierno federal informó que la persona contagiada es un hombre de 50 años residente permanente en Nueva York y quien probablemente se contagió en Holanda.

Agregó que el hombre, cuya identidad no reveló, se encuentra estable y en aislamiento preventivo en la Ciudad de México.

“La viruela símica se transmite de persona a persona por contacto directo. No se propaga por aire, agua o alimentos. La eficiencia del contagio es baja, por lo que generalmente se presentan casos aislados o pequeños brotes, no epidemias generalizadas”, escribió López-Gatell.

La viruela del mono o viruela símica es una zoonosis viral (un virus transmitido a los humanos por los animales), que también puede transmitirse de una persona a otra a través del contacto cercano con una persona infectada. 

Las manifestaciones de la viruela símica suelen incluir fiebre, dolor de cabeza intenso, dolores musculares, dolor de espalda, poca energía, ganglios linfáticos inflamados y una erupción cutánea o lesiones.

La erupción suele comenzar entre uno y tres días después del inicio de la fiebre.

Las lesiones pueden ser planas o ligeramente elevadas, llenas de líquido claro o amarillento, y luego pueden formar una costra, secarse y caerse.

El número de lesiones en una persona puede oscilar entre unos pocos y varios miles.

La erupción suele concentrarse en la cara, las palmas de las manos y las plantas de los pies.

También pueden aparecer en la boca, los genitales y los ojos.

Las manifestaciones suelen durar entre dos y cuatro semanas y desaparecen por sí solos sin tratamiento.

Si cree que tiene síntomas que podrían ser de viruela símica, pida consejo a su proveedor de atención médica.

Infórmele si ha estado en contacto estrecho con alguien con viruela símica presunta o confirmada.