López Obrador Respalda a SLP: El Agua se Queda en la Huasteca

Actividades turísticas en el Río Tampaón con agua color turquesa
Río Tampaón
  • En la Mañanera, el Jefe de la Nación dijo que el Gobierno de Nuevo León deberá buscar otras alternativas para abastecer de agua a su población.

El presidente de México Andrés Manuel López Obrador respaldó a San Luis Potosí para evitar que el agua fluvial de la Huasteca potosina sea trasladada a la ciudad de Monterrey, como lo pretende el Gobierno de Nuevo León.

El Primer Mandatario de la Nación agregó que incluso, los habitantes de la Huasteca no permitirían que se lleven el agua de sus ríos para abastecer a otro Estado, puesto que ellos mismos padecen problemas de abasto del líquido, una problemática histórica en esa región potosina.

En su conferencia de prensa de este viernes, López Obrador dijo que el gobierno de Nuevo León, encabezado por Samuel García, deberá buscar otras alternativas para abastecer de agua a su población y anunció que próximamente se reunirá con el gobernador de Nuevo León para tratar el tema y ayudarlo a buscar alternativas sin afectar a la gente de San Luis Potosí.

El respaldo de López Obrador ocurre por el rechazo público al Proyecto Acueducto Monterrey VI, que pretende trasladar el agua del Río Pánuco para abastecer a la ciudad de Monterrey, este río se alimenta de las aguas del Río Tampaón, en la Huasteca potosina, donde se practica el ecoturismo.

Diferentes sectores en San Luis Potosí insisten en que es inviable que Nuevo León se lleve el agua de la Huasteca, pues esto afectaría no sólo en el tema ambiental, sino también económico, dado que son atractivos turísticos que impulsan a la zona.

La Cascada de Tamul y el agua color turquesa del Río Tampaón.
La Cascada de Tamul y el agua color turquesa del Río Tampaón.

Integrantes de la Comisión del Agua del Congreso del Estado, a través de un comunicado de prensa, coincidieron en que no hay condiciones para que este proyecto avance por lo costoso y porque los potosinos definitivamente no están de acuerdo y manifestaron que se trata de un acueducto de más de 500 kilómetros con todos los costos que ello implica, por lo tanto, se deben buscar alternativas más reales para resolver su grave problema de falta de agua.

Señalaron que de ninguna manera esta situación puede generar problemas entre San Luis y Monterrey como se ha estado difundiendo en las redes sociales, ambas ciudades siempre han estado vinculadas en diversos aspectos y seguirán caminando y trabajando juntas en diversos asuntos.