Coahuila y Texas Pretenden Revivir el Proyecto Monterrey VI

Ante el grave problema de sequía y desabasto de agua potable en el norte de México, también los estados de Coahuila y Texas pretenden revivir el Proyecto Monterrey VI para llevar agua desde San Luis Potosí a la Presa Cerro Prieto y de ahí surtir no solo a Monterrey, sino también a Saltillo, Ramos Arizpe y Texas, según la publicación de este día en el Diario Vanguardia.

La publicación menciona que Antonio Nerio Maltos, director de la Comisión Estatal de Aguas y Saneamiento (CEAS) hizo una solicitud formal a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para obtener un porcentaje de agua del río Pánuco, y garantizar así el desarrollo a mediano y largo plazo de Saltillo y otros municipios de la región Sureste.

Y hace referencia a que en la reunión binacional de gobernadores en Reynosa, Tamaulipas, con el embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, donde participaron los gobernadores Miguel Riquelme de Coahuila y Samuel García de Nuevo León, propuso la reactivación del proyecto Monterrey VI para llevar agua del río Pánuco a Coahuila, a Nuevo León e incluso a Texas.

Esta es la nota que publica este día Vanguardia:

  • ** Estado se suma a proyecto de Nuevo León para traer agua de San Luis Potosí.
  • ** Se contempla un acueducto de más de 300 kilómetros a la presa Cerro Prieto
  • ** Coahuila tendría que bombear agua en una pendiente de más de mil metros.

Ante lo grave de la sequía, y debido a que la mayor parte de la entidad está en veda para perforar nuevos pozos, la Comisión Estatal de Aguas y Saneamiento (CEAS) hizo una solicitud formal a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para obtener un porcentaje de agua del río Pánuco, y garantizar así el desarrollo a mediano y largo plazo de Saltillo y otros municipios de la región Sureste.

Antonio Nerio Maltos, director de CEAS, dijo que “hay que pensar a mediano y largo plazo, para poder garantizar el abasto a una población y una región que está en pleno crecimiento como la Sureste. Si buscamos un desarrollo en la parte sur y Ramos Arizpe también, debemos estar pensando en nuevas fuentes de abastecimiento de agua potable como traer agua del río Pánuco en San Luis Potosí”.

Aunque el proyecto Monterrey VI -llevar agua del río Pánuco desde San Luis Potosí hasta la presa Cerro Prieto- data desde el 2010, a Nuevo León le ganó el tiempo por el abastecimiento que tenían de las presas pero están agotadas por la sequía y se busca retomar el proyecto.

“Con la asignación que la Conagua da a Nuevo León de ciertos volúmenes (de agua) nosotros nos estamos anotando para ser considerados con cierto volumen”, confirmó Nerio Maltos.

El siguiente paso, en el caso de Coahuila, sería que una vez que el acueducto de 372 kilómetros de largo con una tubería de 84 pulgadas para 15 mil litros por segundo (información del 2010) el agua del Pánuco llegaría a la presa Cerro Prieto, en el municipio de Linares, Nuevo León, y de ahí bombearla hasta Saltillo o Ramos Arizpe.

REBOMBEO EN PENDIENTE DE MIL 240 METROS

La presa Cerro Prieto está a 232 kilómetros de distancia de Saltillo y debe considerarse también que para enviar agua a esta región se requiere de un sistema de bombeo, porque la presa se ubica a 360 metros sobre el nivel mal, en tanto que Saltillo a mil 600 metros (1,240 metros de diferencia) y Monterrey a 540 metros.

“El siguiente paso sería hacer los estudios correspondientes para una línea (de conducción de agua) y el equipo de rebombeo, porque habría que subir considerablemente hasta los niveles (sobre el nivel mar) de Saltillo, y la potabilización”, dijo el director de la CEAS.

Actualmente en la región Sureste está garantizado el abasto, pero la sequía y la falta de disponibilidad de agua hacen pensar en soluciones a mediano y largo plazo para garantizar el crecimiento industrial y el desarrollo de nuevos espacios habitacionales.

De acuerdo con reportes de la Conagua la mayor parte de la entidad está en veda para nuevos pozos de extracción de agua, a excepción del Nororiente (región de los 5 Manantiales) y los pozos que están permitidos perforar son sólo para sustituir a los existentes.

En la reunión binacional de gobernadores en Reynosa, Tamaulipas, con el embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, en la cual participó el gobernador Miguel Riquelme, Samuel García, mandatario de NL, propuso la reactivación del proyecto Monterrey VI para llevar agua del río Pánuco a Coahuila, a Nuevo León e incluso a Texas.