Tóxica tu…

Por eso el mundo se está yendo a la mierda… porque se perdieron los detalles y la empatía. No soy tóxica, me gusta querer bonito y ser correspondida de la misma manera.

Que me digan «te amo» lo mismo en la intimidad que en una cena familiar o en una “peda” y si la música está alta ¡¡grítalo!! Que se escuche con madre.

Porque el amor quedito, el amor a medias no es para mí, “chuléame” el vestido o si me arreglé el pelo o me puse zapatillas… que se note que captas los detalles, porque no me arreglé para que me chiflen los albañiles y si te mando un mensaje, contéstalo cuando puedas… pero que sea el primero que respondes saliendo del trabajo, no cuando se te dé la gana, que se sienta que soy tu prioridad.

Yo hasta brinco cuando suena el teléfono, pensando que eres tú, y si soy tóxica, no quiero cambiar, porque así me gusta que me quieran.

No, no le bajo dos rayitas… mejor súbele tú esas dos rayitas y ponte al nivel de una relación con interés, con atención. ¿No ves que por eso el mundo se va a la mierda?? Porque ya nadie se compromete.

Los matrimonios son desechables y los niños se prestan o se intercambian como los pinches tazos, que si tuyos, que si míos, que si gánatelos y los voltean a puro «madrazo».

Quiérame bonito carajo, no pido serenatas, que los mariachis cuestan más que unas chichis nuevas, pero ¿Qué le cuesta un pinche audio?? Aunque cante de la «chingada» yo siempre le voy a decir que se oye chingón, porque el detalle es lo que baja calzones.

Tóxica si quieres, pero no reprimida.

Y tómame de la mano enfrente de la familia o de los compas, en la iglesia o en el motel, “chingao”, que a mí me vale madre si me trae en Vocho, en Ferrari o a pie. Y sí soy celosa, siéntase afortunado, que esos panchos hasta se los hago bonito, para que se sienta amado y se los hago en privado, porque hasta eso, tóxica, pero una dama. Póngase chingón, que por algo se enamoró de mí y no de una reprimida.

Tóxica, pero todavía suya.

SAM CASAREZ / De la Red / Enero 25 de 2020.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.