¿Sucumbamos?

 

¿Sucumbamos?

Busco y busco la salida sin hallarla. Hasta me lo cuento yo mismo, que soy quien lo vivió en carne propia y lo escuchó de viva voz. Era más bien tarde, aunque todavía no de noche, y con menos calor o más frío otoñal.

Bueno, todo se veía “normal” hasta que se fue la luz, y con ella esa realidad en la que me encontraba. ¿Acaso quería alguien inventar otra? De hecho, muy reales eran los paisajes y sus conocidos rincones, si bien había cosas raras, sorpresivas. La mezcla, oigan, se volvía agridulce.

Los laberintos nos angustian, sobre todo cuando uno cree que encuentra el camino de escape y vuelve al mismo lugar… o incluso a uno peor, aún más entrampado, y tras perder demasiado tiempo. Mi familia iba conmigo y alguien inesperado parecía complicar nuestros empeños.

Es cierto también que, si siempre haces lo mismo, difícilmente tendrás resultados diferentes. Pero ahí uno de mis admirados jefes me decía qué hacer y qué no hacer, para acabar andando casi en círculos a pesar de que las esquinas eran en ángulo recto, creo.

Aumenta la zozobra, aunque no debe ser una pesadilla pues todo se ve real y hay allí gente que quiero mucho, si bien luego me doy cuenta de que ya no están con nosotros. Queda uno bastante alterado, así sea algo que podríamos imaginar estos días.

Es entonces que en el reino y sus comarcas, los súbditos apreciamos la disyuntiva entre vivir y luchar… o acaso sucumbir, tanto en el sentido de desistir o rendirse, como en el de morir o extinguirse. No todos pelean hasta el final sin perder las esperanzas tan fácilmente.

Miren, sea lo que sea, es importante lo que todo ello nos enseña a fin de que podamos ayudar a que nos vaya mejor a todos. O menos mal, digamos. ¡Ánimo!

* SI RECORDAMOS LAS CINCO principales razones por las que AMLO ganó por fin la presidencia en 2018, estamos ahora en posibilidad de situar mejor la perspectiva en la segunda mitad de su mandato (dos años, diez meses): 1) el hartazgo de la gente por los partidos políticos tradicionales; 2) el apoyo de las clases medias, en adición a las menos instruidas; 3) su retórica contra la corrupción desbordada en el sexenio de Peña Nieto; 4) su compromiso en contra de la pobreza, así como de la desigualdad, y 5) la mayor moderación de su discurso, con lo que dio cierta confianza a los inversionistas.

Para cada una, tú, amable lector, lectora, podrás tener suficientes datos e impresiones personales sobre lo que ha sucedido con el partido Morena y el gobierno de “la 4T”, pero en tu percepción directa y llana de los hechos, más que en los cuentos o narrativas del señor y su propaganda. Vale mucho el ejercicio… hacia el próximo sexenio.

* VIENE AL CASO TRAER aquí estas palabras atribuidas a Cervantes hace siglos: “Compruebo, con pesar, cómo los palacios son ocupados por gañanes, y las chozas por sabios. Nunca fui defensor de reyes, pero peores son quienes engañan al pueblo con trucos y mentiras, ofreciendo lo que saben que nunca darán. País este, que destrona reyes y corona a piratas pensando que el oro real será repartido entre el pueblo, sin saber que los piratas sólo reparten entre ellos”. Ingenioso y penetrante, pues.

* CUANDO DICE QUE SU reunión de países latinoamericanos “fue un éxito”, muchos piensan que el señor del Palacio es tonto o está loco, pero si vemos que Maduro difunde al regresar a Venezuela un video en el que asegura que esa reunión y su participación fueron un gran éxito, se tiende a concluir que las narrativas tan mentirosas son una estrategia. Digamos, si yo le entro a una carrera de 100 metros y llego en último lugar, pero a mis fans les relato que estoy muy contento porque quedé primero, ellos podrán decir: ¡Ah caray, ni vimos bien… claro que ganó! El de acá, no deja de equivocarse, aunque luego se ve intencional y le saca jugo como distractor.

* LAS PODEROSAS REDES SOCIALES se le volvieron ‘malditas’ ayer con los terribles autogoles del aludido en un tuit. ¡Increíble, el odio se vuelve sevicia contra la pareja presidencial!

* EL TRIBUNAL ELECTORAL (TEPJF) validó finalmente, tras 108 días, la elección de Ricardo Gallardo como gobernador de San Luis Potosí, con una resolución que tiene la majestad de ser inatacable. A la vez, por parte de la FGR de AMLO y Gertz se confirma que ya no hubo nada. Sólo resta desearle al nuevo gobernador lo mejor al esforzarse en favor del estado, ojalá que con visión, talento y acciones muy bien pensadas y ejecutadas, al igual que con honorabilidad, claro.

cpgeneral@gmail.com

cpgarcieral

CARLOS PÉREZ GARCÍA / Opinión ¿Sucumbamos? / Ciudad de México / Septiembre 25 de 2021.