Nómina para los amigos

ADRIANA OCHOA / La Cábala / San Luis Potosí, S.L.P.

<>El promedio de contrataciones de personal del Gobierno del Estado en los primeros cuatro años completos de ejercicio fue superior a 2 por día (2.48, para ser exactos), incluidos los feriados. ¿Austeridad? Para afectos y protegidos, ninguna.

En los primeros cuatro años completos de ejercicio, la administración de Fernando Toranzo Fernández engordó la nómina estatal a ritmo superior a dos contrataciones diarias, incluidos los festivos.

cabala 15-2-2015

Reducir el gasto en burocracia, una de las promesas más ruidosas de Toranzo como candidato, nunca se cumplió. Incluso en los primeros días de su gobierno él pedía tiempo para hacer una restructura en las dependencias; se especuló con entusiasmo que habría fusiones, reducciones y hasta desapariciones, pero corrió el tiempo y nada de eso sucedió.

Los datos de 2013 son los más actuales disponibles; son del INEGI en su Censo Nacional de Gobierno presentado al cerrar 2014 (tardan un año en publicarlo). Ni pensar que la administración torancista tenga la decencia de cumplir la ley y suba en su página, como debiera, la nómina completa que pagan todos los potosinos.

El gobierno estatal cerró 2013 con 60 mil 931 empleados; en 2010 tenía 57 mil 302. En cuatro años le cargó 3 mil 629 nuevos empleados y eso que los funcionarios torancistas llegaron con un aparatoso “recorte” supuestamente “para ahorrar”, aunque pronto se supo que era la ya conocida lista de despidos de cada nuevo secretario, director o jefe para hacer lugar a gente “de su confianza”, es decir, colocar a los suyos.

La historia fue la de siempre en cada inicio de gobierno: corrieron a todo el que no tuvo padrino que lo defendiera. Y los padrinos poderosos no se limitaban a la esfera de la política, los había en espacios de influencia inimaginables. En la Contraloría, por ejemplo, un abogado colocado ahí desde la administración de Marcelo de los Santos, León Becerra, fue candidato al “recorte”, hasta que su influyente protector, el entonces abogado arquidiocesano Eduardo Córdova Bautista, motivó una llamada desde el DIF y el joven se quedó, en calidad de intocable.

El capelo Córdova-DIF cubrió a otros abogados en la Secretaría General. Si ninguna consideración los echaron, sólo para que la señora Toranzo le ordenara al secretario Durón que no los tocara. Córdova se convertiría en un asiduo acompañante de la señora Toranzo en eventos públicos; galanteador del poder y hábil capitalizador de los complejos ajenos, supo ganarse a la dama, por esa razón las versiones de protección al religioso, desaparecido una vez que se hicieron públicas las acusaciones de abusos sexuales a menores durante tres décadas.

Los meses se hicieron años y la administración Toranzo no movió una sola dependencia de la administración pública estatal como prometió. Ni siquiera en los casos de evidente inutilidad de oficinas señaladas. La Secretaría de Cultura, por ejemplo, tiene directores para hacer un batallón de “burócratas caviar”. El Instituto de las Mujeres lo único que hace es adornarse con programas de Sedesore, el DIF o el Sifide, pues basta la sola operación de anotarse como “logros”  los que se aplican a mujeres. Y el Instituto de Atención al Migrante ha servido para que sus titulares, todos, tengan la gracia de irse “a chivear” a los outlets del sur de Texas con viáticos del erario.

De funcionarios inútiles pueden empezar la lista con quien encabece la Dirección de Relaciones Públicas. La Secretaría Técnica del Gabinete, que se supone pivote para gestionar recursos, ha sido plataforma para que su titular le consiga empleo a su paentela, ya sea en la Auditoría Superior del  Estado o en otros espacios del generoso sector público.

La embajada de huarache en que se convirtió la Representación del Gobierno del Estado en el DF, es el campo de aterrizaje quincenal más exquisito de la administración, con una señora premiada por haber hecho lo mismo en tiempos de Fernando Silva Nieto: cobrar, aparecerse de vez en cuando a la oficina en el World Trade Center y mantener flotando como nata  en la nómina su excelsa grisura.

Hay dos personajes de la administración torancista que son todo un reto a las auditorías: han cobrado en gobierno, han tenido cargos, pero de su trabajo ni idea. Se sabe de su existencia por los propios colaboradores de Toranzo que han tratado a estas dos damas, ubicadas con la cualificación técnica  de ser “muy amigas del doctor” o “muy amigas de los Toranzo”. Lo más sorprendente de estas referencias es que a ambas se les atribuye resiencia en los Estados Unidos, un dato que genera muchos cuestionamientos sobre su carga laboral verdadera en el gobierno.

“Peggy Jaramillo”, así identificada, fue a dar a Sedarh como encargada del programa de comercialización del amaranto, cuando el cultivo y aprovechamiento de esta planta se volvió prédica de la política social torancista. La colaboradora era tema en la dependencia porque el secretario Héctor Rodríguez Castro tuvo que apechugar que la impusieran en sus terrenos, después de una temporada en otro programa igual de volátil en Sedeco.

Se solicitó a Sedarh las funciones y ubicación de “Peggy”, pero contestaron que no estaba en su nómina. “Le pagan por afuera, no en Sedarh”, explicaron trabajadores. De Jaramillo y las barritas de amaranto en eventos del góber a mañana, tarde y noche, no se supo más.

El otro caso dejó más rastro público: se trata de Bella López, a quien el gobernador colocó en el Instituto de Atención al Migrante pero no le fue posible sostenerla porque la norma interna exige un título de licenciatura y la señora no lo tenía. La retiraron como “baja voluntaria”, pero no de la nómina, como fue posible ubicar en documentos de la propia Secretaría de Gobierno ordenando contrato y sueldo por honorarios después de haber salido de Atención al Migrante.

Al inicio del Gobierno, a los colaboradores de Toranzo les llamaba la atención la cercanía de Bella con la pareja gubernamental y sus efectos sobre los funcionarios, quienes fueran: “No pedía favor, daba órdenes”.

Explican la conexión con los Toranzo de un favor hecho a la familia en los EU, el alojamiento allá de un hijo estudiante, algo así. Entre el personal intermedio la especie  digna de destacar es un privilegio imposible: “Le guardan los cheques porque se tarda meses en venir a San Luis”.

¿Cómo cerrará la obesa nómina torancista? Pues como todos los antecesores de este gobierno que se hacía llamar “inédito”: con una herencia gruesa de “basificados”, es decir, cercanos a quienes el Ejecutivo hará inamovibles en negociación con los sindicatos de la burocracia: le darán base a quienes propongan las lideresas, pero también a los propios y chitón, los sindicatos no se quejarán.

Los efectos de esta práctica se han ido acumulando sexenio tras sexenio: cada funcionario llega con colaboradores propios, de confianza, porque los sindicalizados ya se han instalado en su papel de mínimo esfuerzo y no harán nada adicional ni fuera de horario. Y al cierre de seis años , el funcionario saliente “basificará” y dejará “de herencia” a sus colaboradores.

Así no hay dinero que alcance a un gobierno. Pero ha sido más fácil lloriquear el sexenio entero que aplicar una política de verdadera austeridad en servicios personales.

Rollos Sueltos

ESA SÍ ES UNIDAD. La de los ex aspirantes a la candidatura priista para gobernador que buscan como premio de consolación la diputación plurinominal. Se volvieron a reunir en otro restaurante de Polanco, en el DF, para darle rienda suelta a su inconformidad, pero esta vez acordaron evitar que se les vincule a la conducta de su compañero Fernando “Calolo” Pérez Espinosa, prospecto éste de la dirigencia nacional perredista para disputar la gubernatura.

NO VAYA A SER. De los acercamientos del ex dirigente priista Pérez Espinosa con el PRD, el grupo de ex aspirantes en el exilio interpreta que es una presión fuerte y puede resultarle efectiva para conseguir la plurinominal que ellos también desean, pero con otros métodos. Por eso el consenso de distanciarse del “Calolo”.

O EL ADIÓS. Pero también hay priistas que ya ven candidato de la izquierda a Pérez Espinosa, pero atribuyen la dilación a los tiempos porque el anuncio formal se haría, bajo esta lógica, una vez definidas las candidaturas a alcaldes y diputados. Ya sin nada qué repartir y muchos compañeros priistas molestos por haberse quedado en el camino, “Calolo” haría de ambulancia con equipo de reanimación: a recoger “muertos” para sumar al Sol Azteca.

LOS DE AZUL. Hoy es el gran día de las definiciones para los panistas y la competencia será entre Socia Mendoza Díaz y Alejandro Zapata Perogordo, quien ayer sumó públicamente al senador Octavio Pedroza Gaytán. Parece que Zapata consiguió alinear a otras figuras panistas con un fin más allá de la candidatura a gobernador: la derrota del eje interno Sonia Mendoza-Héctor Mendizábal y Juan Pablo Escobar.

BATIDERO. A ver cómo se pone hoy el proceso azul, porque ayer al mediodía destacaba el batidillo pegajoso de acusaciones morales, sociales, estéticas y hasta penales desde la comodidad de un teclado qwerty.

GANADORES RETÓRICOS. No deja de ser paradójico que promuevan a Alejandro Zapata como “el único que le puede ganar al PRI” cuando sus antecedentes inmediatos han sido todos derrotas en las urnas.

¿PREOCUPADA?  Que hasta la CEGAIP fue en persona la presidenta estatal del DIF, María Luis Ramos de Toranzo, a pedir una explicación sobre información de los desayunos escolares que un ciudadano está demandando, y que el DIF por supuesto no quiere dar.

– See more at: http://pulsoslp.com.mx/la_cabala/nomina-para-los-amigos/#sthash.g7t8Hkpp.dpuf

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.