México “terapia de desensibilización”

México “terapia de desensibilización”.

Se trata de una técnica muy utilizada en el tratamiento de los desórdenes de ansiedad, especialmente en las fobias. Consiste en la aplicación de una jerarquía de estímulos estresantes a través de imágenes visuales. Es decir, paciente y terapeuta diagraman un conjunto de situaciones típicas a las cuales el paciente teme, especificando la mayor cantidad de detalles posibles. Luego, mientras el paciente se encuentra en un profundo estado de relajación, se le guía para que vaya imaginando estas escenas temidas de acuerdo al grado de ansiedad que le provocan.

El objetivo consiste en que la relajación inhiba progresivamente a la ansiedad que disparan las situaciones imaginadas, de manera tal que se rompa el vínculo entre la imagen estresora y la respuesta de ansiedad. De este modo, el paciente aprende una nueva asociación: lo que antes le provocaba miedo, ahora queda conectado a un estado de calma y tranquilidad inducido mediante la relajación muscular profunda. Esta forma descripta de la Desensibilización Sistemática se denomina Variante Imaginaria; es la primera parte del procedimiento completo tal como es utilizado en la actualidad por los terapeutas cognitivos conductuales.

El siguiente paso consiste en guiar al paciente a que enfrente sus temores de manera real, ya no imaginariamente. En este caso se habla de la Variante "in vivo". Por supuesto, el ejercicio imaginario previo ha ayudado a cambiar la imagen mental aterradora que el paciente tiene de algunas situaciones lo cual facilita esta segunda fase, el afrontamiento en la vida real.

A qué vamos con todo esto, cada día, ya ni siquiera hablemos de sexenios, porque parece que ahora la política se empeña en sobresalir en delincuencia, bueno, estamos incluso en la mitad de año más violenta históricamente. Cada día, encender la tv, escuchar la radio o leer las noticas es un bombardeo de terror. Pareciera que sin previo aviso nos sometieron a una especie de juego mental, una terapia forzada, en la que nos exponemos a tanta violencia que hemos llegado a normalizarla.

Lo sorprendente y desgarrador antes era escuchar sobre algún robo, y ya no se diga de algún asesinato, hoy día, lo sorprendente sería un día sin violencia, sin crímenes, sin asesinatos, sin robos, sin fraudes, sin secuestros. En donde no tengas que migrar y caminar kilómetros por días y días por miedo a estar en tu país o bien, solo porque no hay oportunidad para el sustento de vida. En donde niños, mujeres y hombres puedan salir a la calle sin temor a no regresar, porque a un fulano se le antojó violarte, asaltarte o matarte.

Estamos tan desensibilizados a la violencia que nos portamos ajenos al dolor humano, pero eso sí nunca falta la selfie o la frase políticamente correcta en redes para emular una falsa empatía social. El discurso ya no es que un delito tiene una repercusión o bien una consecuencia. Lo de hoy es “cuida tus cosas” o “eso te pasa por #$%&” pareciera que la violencia por fin planto su bandera de victoria en esta tierra, nos conquistó.

Según estudios aportados por McGlynn, Smitherman y Gothard en el 2004, la terapia de desensibilización comenzó a disminuir en 1970 y su uso clínico lleva desapareciendo desde 1980. Pero nuestra actualidad tiene otros datos. Carecemos de empatía real, de honestidad, la política trafica con la fe de las personas, somos una caricatura, o lo que es peor, el juego de video agresivo del que se asustaban los padres por sus niños. Es la terapia más efectiva que hemos tenido como sociedad, porque si delinques, realmente ¿Qué podría pasar? Aprendemos todos los días la impunidad, somos el chiste barato del gobierno, mientras sostiene un trago caro.

@joss_espino

JOSS ESPINO / Tu voz, mi voz / Ciudad de México / Julio 1 de 2022.