La Imagen de Toranzo y su Esposa, Gobernadores de SLP

consuelo-araiza-175x175Por Consuelo Araiza/ Crisol/ San Luis Potosí, S.L.P.
No hay imagen positiva en este gobierno, porque posee un comportamiento de exclusión, negado a la transparencia, de respuestas salvajes y sobre todo, individualista. Está alejado de sus ciudadanos.
Sin la cercanía de su pueblo, el gobernador ha perdido jerarquía y actúa con una especie de ruptura peculiar. Empeñado en descargar emocionalmente andanadas de reacciones emocionales y viscerales, manda sin mandar, errando en sus constantes divagaciones y quedándose ahí, en sus propias limitaciones.
Cada día crece el hartazgo  hacia la persona del doctor Fenando Toranzo Fernández. Da la impresión que los potosinos tenemos a un gobernador cansado y rebasado por los problemas sobre todo de inseguridad pública.
Aunque llegó al poder con las buenas intenciones de un galeno que está dispuesto a ayudar a los suyos. Poco a poco se fueron descubriendo sus modos de opresión.
El actuar de Toranzo arruina la poca sensiblidad afectiva que le queda. Luego, para satisfacer los caprichos de su esposa, ha permitido que  se impida la comunicación entre trabajadores en el DIF. Reacciones virulentas y fascistas contrarias a la Constitución.
El gobernador llegó al mandato acompañado de la figura de la Dra. María Luisa Ramos Segura: una esposa que le gusta co-gobernar de la mano de su marido. Es bien sabido que la señora  en todo se inmiscuye y deja una impresión feroz, con su autoritarismo. Es poseedora  de una imagen poco confiable y amable a los gobernados de su esposo.
No han sido suficientes los escenarios en donde la pareja de gobernadores actúen desde diversos puntos de municipios, a veces, mostrando pequeñas obras en tierras del Altiplano o de la Huasteca. No es suficiente. La imagen debe de ser, de entrada y de salida, unidad, conocimiento, creación, comunicación y no se da.
Solo en los países donde el poder se concentra en la figura de una persona no se le pide cuentas. Aquí, pareciera que sucede lo mismo. Cual monarquía metida en la mediocridad, no permiten que se les pida cuentas o cuando ven tales situaciones con la mano en la cintura se atreven a contestar que todo está bien. Nadie se atreve a criticar y menos a investigar los manejos de los recursos. Los diputados están sometidos y a pesar de ello, los ciudadanos esperan respuestas a la cuenta pública del 2012 de Fernando Toranzo Fernández y su participación en el préstamo de los $1,500 millones de pesos que hizo el ex gobernador Marcelo de los Santos antes de irse. O sea, que nadie juzga a quien dilapidó $ 561 millones 976, 438.40 de pesos.
El hartazgo de la sociedad es debido a la falta de explicación de tales recursos a la falta de obras e inversiones y a los cada vez más frecuentes asesinatos en el Estado, más aún en la Huasteca.  Ya no se diga el auto gobierno en penales como La Pila, donde se aprecia una ausencia de control por parte de la autoridad.
Toranzo niega que gastó parte de los recursos del empréstito pese a que la misma Auditoría Superior de Estado lo hiciera público en sus observaciones financieras. No sólo es un encubridor. La gente tiene una percepción de él negativa y el manejo de su imagen lo ha hundido.
Con una explosiva y autoritaria personalidad. Toranzo Fernández actúa de manera visceral y con soberbia. Su esposa por su parte, no se queda atrás y pisotea el derecho de la libre vía y comunicación sindical en el DIF Estatal.
Es conocido que el ex presidente Felipe Calderón Hinojosa trataba bien a Toranzo Fernández  y también se sabe que el actual presidente, Enrique Peña Nieto lo ignora y no es santo de su devoción. Con Calderón, el Estado padeció de la falta de recursos extraordinarios y con Peña será igual. El sexenio de Toranzo ha sido el más violento de San Luis Potosí porque tenemos un gobernador que es incapaz de solucionar los crímenes y sólo le echa la bolita al Gobierno Federal. Su actuar radica en zafarse de las situaciones que le son difíciles de enfrentar.
Incapaces de poseer una imagen adecuada para resolver problemas, primero, el matrimonio de “gobernadores” tendrían que resolver el problema de “su” imagen, revisando a fondo su expresión humana. Si hoy en día, la imagen sirve para la construcción de un concepto, una idea, un icono, ambos, no lo han sabido manejar.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.