La exigencia institucional

La sociedad de nuestro país es disímbola, plural, con etnias diferentes, pero siempre compuesta por el factor humano y con algunos o muchos comunes denominadores. Uno de ellos … progresar. Nadie puede hacerlo si no es en referencia a los demás. Nadie tiene un significado propio; no existe, si no es en relación a los demás.

San Luis Potosí a través de las sinergias sociales que establece el alcalde Enrique Galindo Ceballos, busca la oportunidad de conjuntar voluntades de la sociedad y de su gobierno municipal. El progreso de las personas no puede ser de ninguna manera, más que asociando voluntades que se dirijan en el mismo sentido.

El próximo viernes, en uno más de los diferentes programas, todo muy importantes para el rescate de nuestra ciudad, que se establecen en el Plan de Desarrollo de nuestra Capital del Estado, el Alcalde Galindo Ceballos dará a conocer una acción integradora en el sector industrial, en la que a partir de ella queremos un San Luis competitivo en la región, pero en factores de unidad, de interés común.

Es legítimo que cada quien vea por el interés de su industria, de su negocio; pequeño o, del tamaño que se dé y sea; igualmente es legítimo que entre todos busquemos, entre todos, lo que nos merecemos: una Ciudad de calidad internacional.

Innovación, re invención, modernización y quizás, refundación de nuestra Capital de San Luis Potosí, buscando un nuevo horizonte de integración ciudadana, trabajando por los bienes comunes en nuestro hogar común.

Los intereses empresariales están a cargo de sus mandos, cualquiera que sea la personalidad que se ostenta; pero, el cuidado de la Ciudad tendría que estar a cargo de todos.

Por lo general la exigencia para las autoridades está presente y, de verdad tendría que ser así, solo que también hay una contraparte ciudadana, socialmente exigible, el cumplimiento de nuestras obligaciones, lo cual en ocasiones no lo hacemos.

Un nuevo despertar, me parece que se impone en el horizonte, si realmente queremos tener un entorno mejor o, de primer mundo como muchas veces se ha prometido, el mismo que hemos exigido.

Nada será realidad si no existen acciones conjuntas, alejados de la mentira, de la descalificación en cualquier lado posible, para dar paso a la exigencia institucional y las acciones ciudadanas conjuntas. Lo demás, sería caer en la hipocresía de lo que ordinariamente hecho hasta ahora.

La oportunidad del cumplimiento social y la exigencia a las instituciones, se perfila hoy más que nunca, como la oportunidad que buscamos, sí somos y queremos de verdad lo que en la oratoria se exige pero que en los hechos debería comprobarse.

@jaimechalita

JAIME CHALITA / Espacio de Reflexión / San Luis Potosí, S.L.P. / Junio 20 de 2022.