La educación ¿Es un derecho o un privilegio?

 

Hola amigas y amigos, para quienes no me conocen soy una potosina, cuasi abogada, preocupada por la educación de las juventudes. Soy una ciudadana responsable y de libre pensamiento. Sin miedo a la verdad para hablar de nuestro bonito Estado potosino y lo que pasa en nuestro maravilloso México mágico.

Sin miedo a dar un enfoque de la realidad, por mucho que duela, y si les gustan las opiniones objetivas, críticas, constructivas y otras no tanto, estás en el lugar.

Empecemos, la famosa transformación de color guinda se está dando, pero ya en serio, transformación es una palabra muy larga para lo poco que ha cambiado nuestro país, y para ser sinceros, en 4 años con una pandemia mundial el avance no podía ser notorio, con todo lo que pasa en la actualidad, que difícil es ser joven.

Y es que si hablamos de la problemáticas que hoy ataca a la población joven, hablaríamos de la educación, los temas de salud, las adicciones, la falta de educación en la planificación familiar y uno de los mas importantes es, que no hay empleo y aunque suene chusco, nos piden más experiencia que la que tenemos en este mundo y aunque se realizan las famosas ferias del empleo, no son suficientes para abarcar a todos los egresados y titulados.

Ahora que tocamos el tema de la titulación vaya que es complicado hacerlo, si creían que entrar a la universidad es complicado, esperen a que salgan de ella y no es por tirarle tierra a nuestra querida casa de estudios, pero al salir te quieren cobrar todo lo que no pagaste mientras cursabas tu carrera universitaria.

Para darles una idea de cuantos alumnos son parte de la Autónoma, les platico que según el informe del ejercicio 2021 del Rector Alejandro Zermeño, al corte de diciembre 2021, de todas las licenciaturas que ofrece solamente se titularon 3 mil 457 alumnos, y ni con todo el dinero que entra alcanza para abrir más lugares para sus facultades, que de solicitudes de ingreso están abarrotadas, y es que los exámenes de admisión están llenos de jóvenes con millones de sueños y grandes aspiraciones que son aplastadas por un examen en el cual solo un pequeño grupo tiene acceso a pasar.

La realidad es que casi el 80% de los estudiantes de la UASLP son de la capital potosina y la mancha urbana, mientras que poco mas del 20% que queda, son todos aquellos estudiantes del interior del estado, de los municipios, comunidades y de todos los campus de las diferentes zonas del Estado.

Es funesto que en pleno 2022 la educación sigue siendo un privilegio y no un derecho, y si hablemos también un poco de nuestra no tan respetada Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que a la letra del Articulo 3° dice: ¨Toda persona tiene derecho a la educación. El Estado -Federación, Estados, Ciudad de México y Municipios- impartirá y garantizará la educación inicial, preescolar, primaria, secundaria, media superior y superior.

La educación inicial, preescolar, primaria y secundaria conforman la educación básica; ésta y la media superior serán obligatorias, la educación superior lo será en términos de la fracción X del presente artículo.

La educación inicial es un derecho de la niñez y será responsabilidad del Estado concientizar sobre su importancia.. y empecemos con el primer párrafo, la constitución es bien clara, pero hagamos una reflexión…  ¿Realmente se está garantizando la educación en los municipios y comunidades del estado?  Y si es así ¿Por qué los jóvenes de municipios no pasan los exámenes de admisión? Y ¿Por qué solo el 20% de la comunidad universitaria es del interior del estado?

Bien ya que reflexionamos estas incógnitas pasemos a cuestionarnos la fracción X de este artículo, ¨La obligatoriedad de la educación superior corresponde al Estado. Las autoridades federal y locales establecerán políticas para fomentar la inclusión, permanencia y continuidad, en términos que la ley señale. Asimismo, proporcionarán medios de acceso a este tipo educativo para las personas que cumplan con los requisitos dispuestos por las instituciones públicas.¨

En esta fracción me cuestiono muchas cosas por ejemplo ¿Conocen algún medio de acceso a este nivel de educación? ¿Los requisitos de las instituciones publicas son accesibles para todos? Y ¿Dónde están las políticas de inclusión, permanencia y continuidad? Ante estas interrogantes nosotros como jóvenes ¿Qué acciones podemos realizar para mejorar nuestro futuro y de qué manera exigimos que se garantice nuestro derecho a la educación?

Con este enigma me despido no sin antes alentarlos a que sigan estudiando y que no se den por vencidos, el camino es difícil pero, es posible llegar a la meta.

PD1.- Olvidaba decirles, ya se escucha la propuesta de una iniciativa, para eliminar los costos de las cuotas, en la Universidad Autónoma de S.L.P., esperemos que el Rector manifieste su apoyo a los jóvenes de escasos recursos que lo requieran y que nuestros legisladores propongan mas iniciativas en favor del beneficio de las y los estudiantes.

PD2.- A un año del triunfo de Ricardo Gallardo Cardona, es bien sabido que nuestro mandatario se puso las pilas y en un corto tiempo dejó a más de uno con la boca abierta, pues reinaguró, benefició y adaptó varios espacios potosinos, además de enderezar la administración pública, pero qué nuevas nos dará para estos días que vienen, será que nos asombrará con algún artista sorpresa para el Teatro del Pueblo, rifará algún soltero codiciado de su gabinete.

Cuídense mucho amigas y amigos, porque un pajarito me dijo que la pandemia aún no termina y es posible que llegue una ola de contagios.

Victoria de la Luz Ramírez Ruiz

La educación: ¿Es un derecho, o un privilegio?

E-Mail: victoriadelaluzramirez@hotmail.com

Facebook: Victoria Ramírez

Instagram: @victoriarmzruiz

@vickyrmrz

VICTORIA RAMÍREZ / De Frente / San Luis Potosí, S.L.P. / Junio 8 de 2022.