Crece la sombra de la pandemia

 

Luego de que el pasado 8 de abril de 2019 se emitiera la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM) en el estado poblano; donde cincuenta municipios fueran alertados y el gobierno del estado implementó el Plan de Acción 2020 proponiendo directrices para poner fin a la violencia de género en la entidad, cuando menos 41 de los 50 municipios entre los que se encuentran la capital, las Cholula’s, municipios desde Amozoc hasta Tehuacán, Tecamachalco, Teziutlán, Zaragoza, Zacapoaxtla y Zacatlán entre otros, aumentaron en reportes. Es decir, los datos en verdad terroríficos de la violencia hacia las mujeres en la entidad poblana nos siguen estremeciendo.

Recordemos que ONU Mujeres afirma que una de cada tres mujeres sufre algún tipo de violencia y, en época de la crisis sanitaria acertadamente ha mencionado que “la pandemia en la sombra se vuelve violencia durante el confinamiento”. Los datos a nivel mundial sobre el confinamiento y violencia en verdad se vuelven desoladores, se ha intensificado todo tipo de agresiones. El hogar en muchos casos se ha vuelto el campo de batalla donde mujeres de todas las edades y los extractos sociales son violentadas y de ahí se modifican día a día las alarmantes estadísticas. Según datos de ONU Mujeres las estadísticas de mujeres que han experimentado al menos un tipo de violencia sexual o física equivalen al 35% sin incluir el acoso, pues incluyendo éste último este porcentaje se elevaría hasta un 70%.

Ante esta crisis por no normalizar ningún acto violento y teniendo la  constante invitación de poderlo denunciar han surgido campañas –cuando menos a nivel mundial- donde a través de la emisión de un mensaje de cualquier “icono” femenino que invite a la reflexión y hacernos sentir que no estamos solas. En México, varios colectivos han tomado la bandera en favor de las mujeres y nuestra eterna lucha por no normalizar ningún acto violento; pese a ello, los resultados aún son desalentadores, seguimos caminando firmes pero contra corriente.

Ante este escenario y a nivel estatal  la serie de desigualdades que han surgido en el hogar afirman con los hechos que en casa tampoco estamos a salvo. Es el sitio donde surge la violencia doméstica. Las recomendaciones de quédate en casa, han puesto a salvo a millones de mujeres y niñas en temas de COVID 19, pero muchas de ellas tienen en casa a un enemigo silencioso.

Me pregunto ¿Qué planes y programas existen para ayudar a estas mujeres que son víctimas en sus propias casas? ¿Qué programas existen para las sobrevivientes de la violencia en el hogar? Las 4 mil mujeres poblanas violentadas ¿Cómo están siendo apoyadas? ¿Cómo se apoya a las mujeres que pese a la pandemia han denunciado acoso y hostigamiento sexual?

Según datos de ONU Mujeres las estadísticas de mujeres que han experimentado al menos un tipo de violencia sexual o física equivalen al 35% sin incluir el acoso, pues incluyendo a éste último el porcentaje se elevaría hasta un 70%.

Finalmente, si Puebla ocupa el séptimo lugar en el país con más feminicidios, según datos del IGAVM y si el crecimiento de los delitos de violencia, abuso sexual, violación, feminicidio, acoso sexual y hasta cibernético siguen a la alza; donde Puebla  ocupa el quinto lugar nacional en violación y donde la capital poblana ocupa el terrible lugar número 12, Atlixco el 86 y Tecamachalco el 88, hoy tenemos la oportunidad de construir una mejor entidad; donde gobierno y sociedad caminen de la mano. Implementar acciones que inviten a vivir en una sociedad libre de violencia; construir en equilibrio y equidad desde las aulas, las empresas, los organismos públicos, las casas y las calles, te invito a no normalizar ningún acto de violencia pues tu voz se vuelve la voz de todas.

@mayrusmayrus7

MAYRA SÁNCHEZ G. / Tierra de Sal / Puebla, Pue. / Agosto 9 de 2021.