Carta a mi yo de 23 años

Querida Tania, escribo esta carta recordando lo asustadas y ansiosas que estábamos por el futuro… por lo que no podíamos controlar, por nuestros miedos e inseguridades, por las cosas que aun nos faltaba aprender, pero sobre todo por todo lo que aun no sabíamos que éramos capaces de hacer….

Te cuento que nos volvimos almas viajeras, que en el camino se nos ha regado el corazón en diferentes partes del planeta dejando amigos que se han hecho familia, que hoy las distancias se nos hacen más cortas y que el mundo se ha vuelto más pequeño pero a la vez inmenso…

Recuerdo bien ese miedo que teníamos de no saber si emprender era lo nuestro porque eso del miedo al fracaso no nos dejaba avanzar… solo puedo decirte ¡DALO TODO! tenemos lo que se necesita y más, Dios sigue acompañándonos y escuchándonos siempre… y ese miedo cada vez se ha vuelto una voz más pequeñita…

Te cuento que somos felices, que nos sentimos plenas, rodeadas de gente que amamos y que nos ama… también nos hemos tenido que alejar de otras personas pero créeme estás mejor sin ellas pese al duelo que enfrentaremos…

Sé que tenemos muchas ambiciones y ganas de comernos al mundo, tranquila… sin pausa pero sin prisa… la paciencia sigue siendo algo que no dominamos al 1000% pero hemos mejorado controlando nuestra ansiedad, créeme nuestro cuerpo lo ha agradecido y aunque aún seguimos construyendo nuestro camino y no estamos donde queremos, puedo decirte que… vamos bien.

Solo me queda recordarte, no te distraigas de lo importante… recuerda siempre demostrarle tu cariño a la gente que amas… las circunstancias del mundo te harán reflexionar lo que vale la pena, agradece siempre a Dios, a tu familia, a tus amigos y a esa persona que caminará de tu lado, pues ellos están siempre apostando por ti….

Te amo, vamos siempre por MÁS!

P.D. Hoy te escribo desde un lugar al que nunca pensamos que nos llevaría FERSO… del otro lado del mundo… y con la dicha de compartirlo con las personas que más amamos en el mundo, hemos sido bendecidas y puedo decirte… si tuviera que hacerlo de nuevo… lo haría todo igual.