Algunas veces solo necesitas respirar, soltar y ver qué pasa

Lo que hicimos en aquel momento presente fue lo que creímos conveniente, quizá las situaciones nos salieron mal pero aún así no te debes condenar.

De la ignorancia del pasado es que hoy surgimos un poco más sabios. Habrá una respuesta.

Lo de ayer no se puede cambiar pero si se puede reinterpretar, mirando hacia atrás solo por referencia no por un lugar de residencia.

La vida siempre encuentra una forma de repetirnos las lecciones hasta que finalmente las aprendamos. Dejalo ser.

Hoy aprecia los días de esfuerzo, como los días más bellos y que aquellos días de lucha tengan sentido. No hay propósito sin obstáculo.

No siempre necesitamos un plan, se feliz con mucho con poco, con todo o con nada, acompañado o sólo, pero se feliz.