10 de mayo no es día de celebración, se vuelve un día para exigir justicia por las desaparecidas

En el marco del día de las Madres, cientos de familias afectadas por la desaparición de sus hijas no tienen nada que celebrar. Familias con víctimas de feminicidio y otras aún con desaparecidas pasarán un 10 de mayo solicitando declarar la violencia de género y sus diferentes manifestaciones  como una pandemia. Seguirán haciendo un llamado por la puesta en marcha de los protocolos de la AVGM que necesita nuestro estado poblano.

En el terrorífico estado que guarda la situación de las desaparecidas y la búsqueda exhaustiva por parte de familiares y amigos vemos el rostro oculto de cientos de madres y familias que lloran por sus víctimas. Así viven el 10 de mayo.

En la memoria de nuestra sociedad poblana siguen cimbrando los nombres de Liliana Lozada, Susana Cerón y de Paulina Camargo. La historia de cada una de ellas empaña la tranquilidad poblana y el terror constante de toda madre que ve salir de casa a sus hijas con el temor de que no puedan regresar.

Muchos rostros femeninos se vuelven la imagen de la constante búsqueda dentro de las redes sociales, de los grupos de whatsapp y plataformas que hoy por hoy se vuelven la herramienta de búsqueda y difusión de las desaparecidas ya que nuestras autoridades han estado rebasadas en la entrega de resultados reales y en soluciones efectivas ante tan terrible cáncer social.

Un 10 de mayo sin sus hijos lo viven tristemente las madres buscadoras, todas ellas con la esperanza de encontrar y traer paz a sus familiares y amigos. Para ellas este 10 de mayo no es un día de celebración, se vuelve un día para exigir justicia por sus hijos desaparecidos.

Cecilia madre buscadora utilizó sus redes sociales para hacer una fuerte reflexión

“¿Cómo voy a pasar el 10 de mayo?, me preguntan mis amigos periodistas que me acompañan. La verdad es que no tengo planes, porque  no hay vanidad entre tanto dolor. Las sillas vacías y las ausencias se hacen más notorias”.

Si bien es cierto que las madres buscadoras dejarán su vida en la búsqueda de sus desaparecidas. Utilizarán la arena de las redes sociales. Acudirán con el corazón roto a buscar sin descanso hasta el último rincón. Adoptarán a cientos de hijas desaparecidas. Buscarán contra corriente. Marcharán. Exigirán. Sufrirán. Llorarán pero nunca dejarán la lucha, ésta es su motor de vida.

Esa es la cruda realidad para miles de madres mexicanas quienes marcharán este 10 de mayo en cada uno de sus estados. Alzarán la voz por sus desaparecidas e invitarán a la sociedad a sensibilizarse por sus búsquedas.

Así, con este dolor que leo entre líneas, las buscadoras refieren un triste #10DeMayo enmarcado por las búsquedas y la voz de las desaparecidas que seguirá #AbriendoBrechaDeLaNada, exigiendo a las autoridades y haciendo una ola sorora por todas aquellas que aún no están.

Con motivo #DiaDeLasMadres, el Colectivo Voz de las Desaparecidas Puebla convoca a la Marcha Pacífica del Día de las Madres. La cita es a las 10 horas en el zócalo de la Ciudad de Puebla y marcharán hacía la Comisión Estatal de Búsqueda y Fiscalía del Estado. Invitan a portar lonas o pancartas dejando abierto el duro cuestionamiento a las autoridades “Nosotros ya estamos listos ¿Y el gobierno cuándo?”.

Mi solidaridad y respeto a todas las madres que sufren la pérdida de alguna de sus hijas. Hoy alzo la voz por ellas y exijo justicia ¡Ya basta!

 

@mayrusmayrus7