Muy Mala la Participación de la Mujer en Política en Coahuila: Rosario Anguiano

** Diálogos en LA BRECHA descubre en Rosario Anguiano Fuentes a un ente político como pocos y a una mujer como ninguna. Conócela.

Saltillo, Coahuila / Claudia Salazar / Septiembre 27 de 2022.- “Mi opinión sobre la participación de la mujer en la política en Coahuila es muy mala, porque en los partidos políticos nos han cooptado los espacios, nos impiden crecer y nos cierran las puertas, además, siempre escogen gente sin preparación y sin ninguna experiencia, sobre todo en materia electoral”, así lo expresó Rosario Anguiano Fuentes, licenciada en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México, con maestría en Derecho Internacional en Diálogos con LA BRECHA.

En una amena charla, Rosario recordó su ingresó a la actividad política en el año 2006, cuando en Coahuila se consumó un fraude electoral. En esa época fue la responsable del área jurídica del Partido Convergencia, hoy Movimiento Ciudadano.

“Desde entonces en Coahuila pude apreciar que escogen gente sin capacidad política. Estoy de acuerdo que a veces daña, porque no llega lo idóneo a los espacios que queremos las mujeres para avanzar, y por paridad de género, colocan a cualquier mujer, sin experiencia laboral, política, electoral o social, simplemente por relleno, y en eso estoy en total desacuerdo”, señaló.

“Las mujeres que están en puestos claves carecen de experiencia, son mujeres que llegan de un partido hegemónico a desempeñar un cargo para el que no están preparadas y después ahí están los fracasos, y es entonces cuando tienen que llegar a corregirles la plana, porque la verdad, el trabajo que hacen deja mucho que desear”, abundó.

La opinión no cambia al abordar el desempeño que la mujer ha tenido en el Congreso del Estado, que es priista, donde siempre ha sido así, “la oposición no ha ganado la oportunidad de tener un espacio más alto. No nos representan como se debe en el Congreso, es gente sin experiencia que ni siquiera saca iniciativas propias, las copian. Por ejemplo, llegó una señora que nunca alzó la mano para proponer una iniciativa; entonces, necesitamos gente más preparada, con más experiencia y que nos dejen llegar a las que de verdad tenemos un poco de experiencia en este campo, porque sí se necesita”.

“Siempre he puesto mi ideología y mis principios al frente, nunca me he doblado, nunca me ha pagado nadie, siempre lo he hecho todo sola, he dirigido al partido, entre comillas, porque el dirigente principal está en Torreón y en Monclova, pero aquí todo el peso del partido lo llevo yo, estoy satisfecha con mi trabajo, porque mucha gente me ubica como luchadora de izquierda y sabe que es verdad, que no estoy fingiendo, ni vengo con un padrino”, citó.

Esta es la versión estenográfica de Diálogos en LA BRECHA, con Rosario Anguiano.

Mientras tenga el espacio para seguir en la lucha, manifestando los contras y mis principios lo haré, porque saben que la izquierda es mi adoración.

Hay pocos espacios para las mujeres, te tienes que abrir brecha, como dice la gente, no quitando gente sino con conocimientos, con un trato bien dirigido, no hay que ser groseros, siempre hay que tener dignidad y hay que tener un respeto. Yo siempre lo he tenido y lo he manifestado en todos mis eventos, en toda mi vida y me he ganado un lugar, creo, en el espacio de la izquierda y en el Estado, como mujer luchadora de izquierda.

Me han homenajeado, pertenezco a la Red de Mujeres de Coahuila Contra la Violencia, a la red de Mujeres Transformadoras en el Estado, al colectivo Rosario Ibarra de Piedra y a la sociedad, que es a la que me dedico y quiero darle todo lo que estudié, los principios que tengo y la ideología.

Muchos no estarán de acuerdo con mi ideología, pero ahí voy transitando por la izquierda que es mi máximo.

Desde que estaba en Secundaria nació mi pasión por la izquierda. Desde que tengo uso de razón siempre he ido en contra del estatus quo y a favor de la verdadera sociedad pensante, con experiencia, de trayectoria, de lo políticamente correcto. Siempre me he manifestado por la injusticia, por la ilegalidad, por el “agandalle”, hay partidos que sí “agandallan” y no queremos eso para las mujeres, ni para la sociedad, ni para nuestros principios.

Hay muchas mujeres que luchan todos los días, tenemos una lucha desde hace mucho tiempo. Lo que pasa es que el mismo hombre no nos deja espacios, no nos deja llegar, hay que abrirlos. Yo tenía mis dudas cuando empecé en esto, porque decía: si mi esposo no me deja, no me permite, pero hablando y negociando y ver que lo que se hará lo hará bien, pues no hay otra, no hay de otra. Hay que abrir los espacios, seguir, luchar, transitar y no transigir.

Sin embargo, Rosario Anguiano vive ese mismo desprecio en la política de Coahuila, era la representante de Movimiento Ciudadano ante el Instituto Nacional Electoral en los distritos IV y VII; y del Instituto Electoral de Coahuila y del INE.

El dirigente de ese partido consideró que era necesario quitar gente y empezaron por Rosario, sin tomar en cuenta la experiencia que tiene y que en momentos críticos le sacó el trabajo al partido y a todos los dirigentes. “De antemano les digo que se necesita gente con experiencia como la mía, no porque yo me quiera adornar, pero la gente sabe toda la experiencia que tengo”.

Todos los partidos de oposición están dominados por dirigentes que se venden, cuando viene una elección hacen como que trabajan para que el PRI llegue a ocupar los espacios que pertenecen a la oposición, pero debido al mal manejo y a la mala dirigencia, no pueden llegar, porque los dirigentes se venden a la hora de la hora.

Soy fundadora de Morena, desde el 2007 empecé con las redes ciudadanas, conozco todo el entramado de Morena, anduve casa por casa, afiliando gente, repartiendo el periódico con compañeros que ahora son regidores. Al presidente, Diego, lo conozco desde hace mucho tiempo. A su papá y a todos los que ahora conforman el comité de Morena en el Estado. La verdad, quizá, ingenuamente, llegamos a creer en un cambio, pero están haciendo todo mal.

El Partido Verde Ecologista de México muchos dicen que es rémora del PRI, que es lo peor de lo peor y estoy de acuerdo; el partido se vende al mejor postor, como hemos visto. Es un partido negociable, es un partido que siempre negocia sus candidaturas y espacios políticos y realmente es una empresa familiar, no es partido.

El PT es la verdadera izquierda, le falta un poco para posicionarse como la verdadera izquierda, porque no tiene mucho trabajo territorial, pero sus estatutos y programas por lo que viene haciendo me parece que es el rescatable de todos los partidos.

Del PRD sabemos que la dirigente siempre ha sido la bendecida con puestos en el Gobierno, con dádivas, la señora se vende descaradamente, no tiene vergüenza política, lo ha demostrado una y otra vez, que se vende en cada elección para puestos para su familia y para ella misma. El partido no crece y a lo mejor perderá el registro en el 2024.

De UDC, conocí al dirigente en México, cuando estudié en UNAM, a Evaristo Pérez Arreola, me invitó a una asamblea y salimos con ganas de hacer el trabajo, pero cuando vino la segunda asamblea, muchos decían que se había vendido, porque le dieron un puesto, no me consta, pero quedó la duda.

Después me regreso a vivir a Coahuila, conozco al hijo, quiere llevar los postulados de su papá, los lleva en el norte y tiene a mucha gente que lo quiere, lo idolatra, pero desgraciadamente es un partido pequeño que no va a crecer sino le echan ciencia, trabajo y más ganas, porque la verdad puede crecer en el Estado, pero siempre con la sombra del PRI y del PAN está en veremos.

El PAN está quebrado, lo dirige una persona que quiere ser todo, gobernador, diputado, el que manda en el partido y quiere todas las canicas. Siempre se ha distinguido por eso, es una persona muy soberbia, antipática, grosera y como político deja mucho de que hablar.

Movimiento Ciudadano como saben, yo represento a este partido y he tenido que batallar con los dirigentes, porque son personas que siempre quieren servirle al PRI y como siempre me he manifestado en contra, me hacen a un lado; pero me he mantenido gracias a mis conocimientos, a mi trabajo, a que tengo buenas relaciones políticas con mi ideología.

Desde que entré a MC que antes era Convergencia, entré con una visión de izquierda y de ayudar a la sociedad, de transmitirles los conocimientos que adquirí en la UNAM. La UNAM es de izquierda, somos «rojillos» y en Derecho más.

Yo soy formada en esa ideología y cuando llegué a Coahuila me preguntaba: cómo que el fraude, cómo que el INE, y hasta que estuve en el INE vi cómo se maneja todo, cómo es y desde entonces hasta hoy, he de decir que no he visto ninguna mala cosa que hagan, todo lo hacen con respeto con ecuanimidad, porque yo vigilo, estoy en la Comisión de Vigilancia, y vigilo al INE, estoy viendo todas las anomalías, si es que hay.

Busco darles en el clavo, decirles por qué está mal esto, por qué no está mal lo otro. Una vez en el distrito IV me llegó una acta donde la depuración al padrón decía «cero fallecidos» y le pregunté al muchacho encargado, por qué decía «cero fallecidos», no es que yo sea mala, pero todos los días fallece alguien y me contesta: es que no nos llegó la remesa de ahorita, es la anterior, y le pedí la de ahorita, porque esa no servía. Pero nadie, ningún partido se dio cuenta, y como estoy vigilando todo les dije y corrigieron, y me dieron la que debía de ser, pero como esa muchas otras, siempre estoy vigilante.

El IEC anteriormente había gente preparada que sabía lo que hacía, consejeros preparados, con carreras consolidadas. Estuvo Jacinto que era un constitucionalista; Arredondo Sibaja que no era abogado, pero sabía algo; Caleonchis que es abogado bueno; Alejandro González Estrada que es lo máximo en el Consejo, porque sabe de lo que está hablando; Jesús, creo Villareal, de Torreón y sabía de lo que hablamos; y Pantoja, que era un presumido de primera, pero le intuía al derecho electoral y era gente muy preparada.

Me enfrenté a ellos, era la única mujer en el Consejo frente a todos y no me querían dar la palabra, pero yo insistía, a como diera lugar, para manifestarme o ir en contra, lo que tuviera que decir en el momento. Era un Instituto con calidad, ahora el IEC deja mucho que desear, porque ni están preparados, ni saben lo que están haciendo.

Ahora es gente que viene de otros lados, como del ICAI, de otras instituciones que nada tiene que ver con lo electoral, es gente que llega por recomendación y la verdad no me gusta ahora.

Sí puedo ser diputada, senadora, incluso gobernadora, porque yo he hecho mucho trabajo detallado, tengo los conocimientos, la prestancia y tengo también la experiencia electoral, política, social, económica, de todo. Me creo en la fase más perfecta para lo que venga, y si es un puesto de esos con más razón, porque me lo he ganado realmente.

Me faltaría que el partido pensara en mí, que me viera, que vea todo el trabajo que he hecho y les he hecho y gratis, porque nunca he recibido un solo centavo de nadie, siempre he manifestado que no estoy en ninguna nómina por eso tengo la calidad moral y ética para hablar de ello y decir lo que pienso.

No fuera de lugar, siempre con rectitud y educadamente, jamás me ha gustado el insulto ni la grosería ni la majadería, siempre hablando correctamente se entiende uno y políticamente me gusta hablar de política. Confunden lo político con la vida, dice el Derecho Romano que todos somos políticos desde que nacimos.

Cumplo 68 años en septiembre, he hecho mucho trabajo y lo he hecho bien, mucha gente reconoce mi trabajo, menos mi partido, pero ahí está la huella, ahí están mis actos, mi trabajo, mi posición, mi ideología, mi trayectoria y yo la brindo con gusto a Movimiento Ciudadano.

Me siento identificada con el partido, no con el dirigente, ni con los dirigentes del nacional, pero ahí estoy luchando por un espacio para la mujer, ahí vendrán después otras. Dicen que les gusta cómo soy y cómo he trabajado, y ahí que le entren también.

Nos gusta la mala vida, me gusta nadar contra la corriente, siempre he estado en contra de muchas cosas, quizá por eso me identifico, he recibido propuestas de todos los partidos políticos que hay en el Estado para que los represente, muchos para que sea su abanderada, pero me he negado por la misma ideología que tengo.

A veces yo misma me cierro las puertas, muchos me dicen que en otros partidos ya fuera diputada, fuera esto, fuera lo otro, pero como mi corazón es de izquierda y ahí es donde  me pegan, les agradezco que se fijen en mí, pero lo pensaré.

De la inclusión quizá sea bizarra, yo creo que los principios nunca pasan de moda, esos siempre van a prevalecer. Los principios son los que dan valor como sociedad, una sociedad sin valores es una anarquía completamente.

Vivir en la anarquía nunca ha sido lo ideal, siempre se ha luchado por la igualdad, la justicia, los valores, el derecho, por las normas, una sociedad sin valores, sin ética y sin justicia no es una sociedad completa. Siempre le va a faltar algo, es como una mesa, si se le rompe una pata ya no va a quedar bien.

Entonces nosotros debemos de recuperar esos valores perdidos y de incluirlos en nuestro hablar y actuar para que le demos el ejemplo a las nuevas generaciones que la verdad están perdidas por tanto internet, por tanta información que tienen. No estoy en contra pero que la usen para su bien no para hacer mal, porque muchos la aceptan para hacer el mal, para hacer otras cosas y estoy en contra de todo eso.

Quizá me llamen que estoy fuera de sitio o de lugar, pero yo me quedo con la educación que me dieron mis padres y mis maestros. Soy totalmente Pro vida, yo no estoy a favor del aborto, yo creo que debemos, para ser una sociedad mejor, todos tenemos derechos y los neo natos también.

Acepto la diversidad sexual, pero con ciertas normas, no al libertinaje, no a la prostitución, no al venderse por una imagen, yo creo que se debe valorar la persona y no exhibirse, no andar queriendo que todos seamos iguales, somos diferentes. Creo ahí sí estoy en desacuerdo, porque mis principios son otros.

Chile es un parteaguas, opino que Argentina, Venezuela están quebrados, políticamente, socialmente, económicamente no se diga, la supuesta izquierda los ha aniquilado, porque la están llevando a un extremo de que todos somos iguales, todos debemos comer lo mismo, todos tenemos las mismas libertades y todo, pero no es cierto. No hay libertades en Cuba, Venezuela, en Nicaragua, la prensa, los jueces están perseguidos, igual que aquí en México.

Están perseguidos los jueces, la sociedad, los periodistas, los estudiantes, todo el mundo está perseguido por este gobierno.