Policía Cibernética Alerta sobre Fraudes en Préstamos

Al menos 15 denuncias de delitos cibernéticos, reportó la Policía Cibernética en la entidad, según el Analista en Ciberseguridad, Servando López Contreras. Fraudes en aplicaciones que realizan supuestos préstamos, son el más recurrente.

López Contreras dijo que es un problema que afecta a nivel nacional a la población y que se extiende rápidamente en el estado, generando diversas denuncias sobre estafas mediante diversos modos de operación. Actualmente se tiene registrado que existen alrededor de 40 aplicaciones que se dedican a este tipo de estafas.

Entre las aplicaciones más reportadas se encuentran las siguientes:
CASH CASH, RAPI DINERO, CREDITO SEGURO, TALA, DINERO QUIERO, YAYACREDY, DrLoan, Mangocredy, iFectivo, LemonCash. 
 
A su vez, es importante evitar descargar aplicaciones como: FlashPeso, FlamingoCash, LePrestamos, CARTERA LLENA, YumiCash, Incash, MAGICREDITO, Creavi Cash
CactusCredito, VaCash, Weshare, Qtesoro, SuperPrestamos, PrestamoClub.

La Policía Cibernética dijo que los afectados señalan que estos espacios empiezan a intimidarlos, refiriendo que si no pagan cierta cantidad por los préstamos otorgados, procederán a embargar sus bienes. Además, empiezan a enviar mensajería a sus contactos y a ellos, señalando ser de un supuesto grupo delincuencial, para poder lograr el cobro de los intereses elevados por el dinero otorgado a los usuarios.

Una vez que el usuario empieza a recibir mensajes amenazadores de dichos espacios, es importante que denuncia de forma inmediata a la Línea de Emergencia 9-1-1 o directamente a las Líneas de la Policía Cibernética; 444-8 34 01 06 y 255-01-03, para posteriormente asesorarlo y evitar que deposite cantidades de dinero en efectivo y caiga en un hecho de fraude e iniciar la carpeta de investigación por medio de la Fiscalía General del Estado (FGESLP).

Este tipo de delitos es tipificado ante la FGESLP como cobranza ilegítima, establecido en el Código Penal del Estado en su apartado 168 Bis:
 
“Se establece que comete el delito de cobranza ilegítima quien con la intención de requerir el pago de una deuda, ya sea propia del deudor, o de quien funja como referencia o aval, utilice cualquier medio ilícito, o efectúe actos de hostigamiento, o intimidación, o amenazas de cualquier índole, o actos de molestia al deudor, sin mediar orden emanada de autoridad competente”.

Hoy en día, no solo son descargadas en la tienda de aplicaciones sino también mediante enlaces vía Facebook, en donde redireccionan a la persona para que posteriormente se instale en su dispositivo móvil, provocando que acceda a toda la información de la víctima, tales como contactos, fotografías, geolocalización de su celular, información que es usada para la comisión de hechos delictivos.

La manera de reconocer que una aplicación es fraudulenta puede ser muy sencilla, debido a que en los mismos sitios de descarga hay poca información de la misma, los comentarios son escasos o se encuentran ocultos, además de contar con mala reputación mediante la calificación otorgada por otros usuarios.
 
Otro de los factores que se deben tomar en cuenta es la cantidad de permisos que solicita al ser instalada, como el acceso a la información de los contactos, cámara, permiso para acceder al micrófono de los teléfonos celulares y su ubicación, ya que esto infringe en las normas de privacidad permitidas.
Los usuarios pueden consultar el estatus de dichas aplicaciones en el Registro de Contratos de Adhesión (RECA) y mediante el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros de la CONDUSEF, para verificar si es un espacio confiable.
 
Se recomienda evitar el uso de este tipo de aplicaciones y asesorarse con una entidad financiera que cuente con un respaldo legal. En caso de realizar la descarga de este tipo de herramientas, leer detenidamente las políticas de privacidad e investigar su estatus.

La Policía Cibernética exhortó a la población a no caer en engaños y evitar el uso de este tipo de aplicaciones que buscan engañar al consumidor, provocando que sea víctima de un hecho delictivo.