Más de Dos Mil Ambulantes Tiene SLP

Aunque el padrón oficial de ambulantes que se ubican en el Centro Histórico es de aproximadamente dos mil permisos, se estima que hay muchas más personas que instalan su puesto y no están oficialmente registrados, reconoció el presidente de la Unidad de Gestión del Centro Histórico, Alejandro Pérez Rodríguez.  

Reveló que la pasada administración de Xavier Nava, a través de la Dirección de Comercio, otorgó permisos a pocos días de terminar.  

“El padrón que tenemos son casi 2 mil pero yo creo que son un poco más porque aparte yo me enteré que en la pasada administración, la Dirección de Comercio estuvo otorgando todavía espacios públicos a comercio informal 4 o 5 días antes de irse”, sentenció el funcionario municipal.  

Comentó que la tarea que les ha encomendado el alcalde Enrique Galindo Ceballos, es mantener un diálogo abierto con el sector formal e informal para que no se salga de control el ambulantaje como ocurrió en los últimos meses. 

«Yo les quiero aclarar que nosotros somos una Unidad de Gestión y por eso tendremos que gestionar con las direcciones municipales para regular el tema del ambulantaje en el Centro”.  

Respecto al robo cometido la semana pasada en el Centro Unión, dio a conocer que la Fiscalía General del Estado ya encontró algunas pistas, por lo que de espera pronto dar con los responsables. 

Detalló que se llevaron computadoras que tenían información sobre temas jurídicos, procedimientos ante el INAH y cambios de reglamento, además de nómina y licencias de negocios.  

Comerciantes establecidos reclamaron a las autoridades la fralta de mano dura para los ambulantes que permanercen particularmente en la Plaza de Armas.

«Siempre es lo mismo. Los ambulantes llegan y sin pena ni gloria, se quedan en las plazas del Centro Histórico, sin pagar reglamentos, licencias o gastar en la implementación de protocolos sanitarios», comentó uno de los comerciantes establecidos.

Además, los encargados del comercio establecido en el Centro Histórico, lamentaron que a pesar de dialogar en reiteradas ocasiones con la Dirección de Comercio o con la Secretaría de Salud, no hicieron nada y los dejaron instalarse en una de las plazas más icónicas de la Capital.

Ahora con la nueva administración municipal y estatal, esperan que la mano dura predomine en el Centro Histórico de la Capital potosina.