Pánico en Misa en la Iglesia de Tequis por Ataque a Monja

Un acto de fanatismo religioso terminó violencia y pánico, los hechos ocurrieron este fin de semana en la parroquia de Nuestra Señora de los Remedios, en el Barrio de Tequisquiapan, en la capital potosina.

Las imágenes fueron captadas por algunos feligreses que se encontaban al interior de la iglesia, al terminar la misa de las ocho de la noche, cuando un hombre, entró al recinto y con un cuchillo amagó a una monja.

En el vídeo que dura menos de un minuto se observa que el hombre coloca el arma blanca en el cuello, también cuando personas se acercan y tratan de dialogar con él.

Segundos después, el sujeto se aleja de la religiosa y sale del recinto y en ese momento, ciudadanos lo detuvieron e intentaron lincharlo.

«Perdón por favor… ya no lo vuelvo a hacer… perdóname Dios», es la suplica que hace el hombre que minutos antes había tomado de rehén a una monja.

Un grupo de ciudanos lo golpeó hasta que llegaron elementos de la Policía del Estado, quienes impidieron el linchamiento, lo detuvieron por portación de arma blanca y amenazas y fue llevado ante el Ministerio Público.

En redes sociales, mediante un vídeo quedó constatado que lo que hizó el sujeto ya lo había advertido.

«Por la iglesia de Jesucristro de los santos de los últimos días … que no somos como las demás, que ya viene su fin… ya viene la persecución que estamos planeando, estas sectas que nos han dominado van a llegar su fin, estamos planeando, escúchenlo que su fin está cerca, la paz mundial está por venir», decía el hombre que fue detenido por amenazas.

Texto que circula en redes sociales:

ASÍ RECIBÍ ESTO AYER, SOLO LO REENVÍO:

Buenas noches a todos,

quisiera compartirles algo que nos acaba de suceder hoy en misa en Tequis a las ocho. En plena celebración y a la hora de la consagración, un loco, porque no hay otra manera de llamarlo, amagó a una monjita con un cuchillo, gritando que si no se convertía al comunismo “le daría cuello”.

Los minutos se hacían eternos, pues no sabías qué hacer… Lo más increíble es que el sermón se trató de la fe que debemos tener para enfrentar lo que nos pase… y quiero honrar al sacerdote, porque siguió en la celebración y nos fue diciendo que nos retiráramos de una forma tranquila, pero sobretodo a la monjita que estaba entera, con toda la confianza en Dios, a pesar de que el fulano la tenía por la espalda con el cuchillo en el cuello.

Ella, tranquila, hasta que el loco decidió soltarla y correr, huyó cruzando Carranza por entre los autos mientras que la gente asustada gritábamos que lo atraparan.

Ya con la adrenalina encima varios corrieron para atraparlo sin importar que estaba armado. Sí, muy indignados por haberlo hecho en la casa de Dios. Y más amenazando a la monjita. Le metieron santa golpiza hasta que llegó la policía.

No estamos en tiempos de aguantar, pero sí de orar por nuestros sacerdotes y consagrados, Dios los cubra con su manto y los haga invisibles ante los ojos de la maldad, y como dijo el sacerdote, que esto no nos quite la paz y no no nos inunde el miedo. Defendámonos…(Sic).

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.