Empresarios Reclaman Falta de Vigilancia en el Centro Histórico

Tras los conflictos que se suscitaron durante el fin de semana en la zona de antros y comercios del Centro Histórico, Roberto Arturo Pinto Madrid, presidente de la Asociación de Empresarios del Entretenimiento, lamentó la falta de seguridad y atención en la zona, a pesar de ser el primer cuadro de la ciudad.

«Es lamentable que se sigan presentando este tipo de hechos de violencia tan salvajes, como igual de lamentable que no existió autoridad alguna capaz de reaccionar al momento, pese a que hubo tiempo suficiente para que acudieran al llamado autoridades policíacas, máxime que los hechos ocurrieron en pleno centro de la capital», dijo Pinto Madrid.

Roberto Arturo remarcó que existe un vacío de autoridad, desde la creación de la unidad de control del centro histórico, «delegaron el control del reglamento de actividades comerciales a la Unidad de Control del Centro Histórico, pese a que no existe marco legal que le dé existencia o vida jurídica a esta institución, de ahí, que no cuenten con personal y funcionarios certificados para llevar a cabo inspecciones y la regulación misma de la actividad comercial de algunos centros de consumo».

El presidente de la Asociación de Empresarios dejó en claro que no respalda la conducta de establecimientos que no respeten las medidas sanitarias y la aplicación de protocolos tanto en materia de salud, como de sana distancia.

«Nuestra organización no respalda actividades comerciales sin licencias ni permisos legalmente otorgados por las autoridades competentes, como tampoco aquellos establecimientos que no cumplan con las medidas de salud y la aplicación de protocolos de sana distancia y cuidados personales que tanto trabajo nos costaron abordar con las distintas instancias gubernamentales para la reactivación de la economía de nuestro sector».


Por último, hizo un llamado a las autoridades involucradas a aplicar las leyes y reglamentos, a fin de que se ponga orden en el centro histórico, el cual se está convirtiendo en un foco rojo y sobre todo, a las actividades clandestinas de los llamados Antros que operan sin regulación alguna durante toda la noche, asumiendo que es responsabilidad de todos el lograr llegar de pie a este maratón epidémico que todavía no les permite trabajar al 100% a quienes de manera responsable siguen cumpliendo con todos los requisitos de ley.