México Sucumbió ante Argentina

Por un marcador de 2 a 0, México sucumbió ante su similar de Argentina, en su segundo encuentro en la Copa del Mundo Qatar 2022.

México respetó a los argentinos en exceso y decidió cargar su juego hacia atrás buscando un empate o una victoria por error de los blanquiazules, sin embargo, dos opciones claras de gol las aprovecharon los argentinos y fue la perdición del equipo mexicano.

Lionel Messi fue el verdugo de abril el primer tanto para Argentina en el segundo tiempo, una bocanada de tranquilidad para los sudamericanos que hasta antes del gol estaban prácticamente eliminados de la copa del mundo.

El conjunto mexicano intento jugar por las laterales, pero la velocidad de los argentinos complicó las llegadas y ocasionó que México tuviera un 35% de control sobre el juego contra un 64% de los argentinos.

Lionel Messi al minuto 63 y Enzo Fernández al 87 le dieron el triunfo a la escuadra argentina, y puso en aprietos al equipo mexicano que debe ganar el próximo miércoles a Arabia Saudita y esperar resultado entre la Albiceleste y Polonia.

Apareció Messi para resolver el asunto, para sacar a Argentina del enredo en el que andaba metido tras su inesperada y bochornosa derrota frente Arabia Saudita y restablecer el panorama de la selección albiceleste en Qatar 2022, con un sufrido triunfo que deja contra las cuerdas ahora a México.

México jugó a que en el campo ocurrieran pocas cosas. Lo menos posible. Tomó como un mal menor un punto. Un empate le dejaba con vida después de evitar la derrota contra Polonia y con Arabia como siguiente rival. Asumía su inferioridad, histórica; lo dicen los antecedentes. Puntuar contra la albiceleste le mantendría en el camino de lograr los octavos de final por octava vez seguida.

Y durante mucho tiempo se jugó a lo que quiso México. No pasó nada en la primera mitad. No hubo lanzamientos a portería. Los intentos de Argentina, precipitada, se ahogaban en el área o en su frontera. Leo Messi, excesivamente retrasado para poder participar del juego, apenas tenía influencia. Mientras, México se vio incapaz, sin recursos para poner en aprietos a Emiliano Martínez.

Aún así, fue el equipo de Martino el único que lanzó a portería antes del descanso en un tiro libre inocente, vistoso, en el que se lució el portero argentino del que no había habido noticias en todo el partido.