«México no Acepta Maíz Transgénico para Consumo Humano»: AMLO

  • ** Importación de maíz amarillo para forraje debe sujetarse a un permiso anual de Cofepris que se puede ampliar, afirma primer mandatario.
  • ** Propone acuerdo entre autoridades sanitarias de México y Estados Unidos para asegurar que maíz amarillo no daña la salud, lo que beneficia a consumidores de ambos países.

Ciudad de México / Com Soc / Noviembre 29 de 2022.- “No aceptamos maíz transgénico para consumo humano”, ratificó el presidente Andrés Manuel López Obrador, al informar sobre la reunión que encabezó con el secretario de Agricultura del gobierno de Estados Unidos, Tom Vilsack, y recordó que México es autosuficiente en maíz blanco: “nosotros fuimos muy claros en que no podemos permitir el maíz de importación, ya sea amarillo, que, se sostiene, es transgénico para el consumo humano», dijo.

“El señor secretario de Agricultura, que ya fue gobernador, tiene mucha experiencia, pues sabe que el maíz es originario de México y tenemos muchísimas variedades nativas, y que es nuestro patrimonio cultural», añadió y reiteró que aun cuando el maíz amarillo se ha usado para forraje y podría ser importado, México planteó un plazo para revisar su contenido, con el fin de certificar que no sea dañino para la salud.

“Estamos buscando la forma de que ellos entiendan que una cosa es lo mercantil, la ciencia que permite mayor productividad, y otra cosa es la salud. Y si se tiene que decidir entre la salud y el mercantilismo, nosotros optamos por la salud”, abundó.

Al subrayar que nuestro país tiene elementos para defender las razones por las que no se permite la entrada de maíz transgénico, el presidente López Obrador consideró que el secretario estadounidense Vilsack es una persona consciente que entendió la postura del gobierno mexicano, por lo que confió en llegar a un acuerdo.

“También se decía que no íbamos a permitir la importación de maíz amarillo para forraje. Entonces le aclaramos que sí, que ese no es el tema, que el tema es que ese maíz esté sujeto a un permiso anual de la Cofepris y que lo podemos ampliar”, remarcó.

Planteó la posibilidad de un acuerdo entre las autoridades sanitarias de Estados Unidos y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), quienes llevarían a cabo un análisis de las características del maíz amarillo para asegurar que no causan daño a la salud, aun si se usa como forraje.

Por lo anterior, señaló que México no se encuentra en una postura cerrada y se puede dar un tiempo para llevar a cabo los estudios, lo cual beneficia no solamente a consumidores mexicanos, sino también a los estadounidenses. “Esperemos llegar a un acuerdo, pero si no se llega a ese acuerdo, pues hay paneles. Y no alarmarnos, que se acuda a un tribunal y que decidan. Pero nosotros no podemos ceder en esa solicitud.”

“Yo agradezco que nos respetan en el gobierno de Estados Unidos. El hecho de que él venga a escuchar de manera directa cuál es nuestra postura… porque no es lo que digan los que están interesados en vender maíz amarillo, aunque afecte la salud de los mexicanos, sino que venga a escuchar cuáles son nuestras razones, se lo agradecemos mucho.

“Además, sin prepotencia, como lo ha planteado siempre el presidente Biden, con un pie de igualdad, de respeto. Y que está el tratado y hay mecanismos en el caso de que exista una controversia, para que se resuelva. Y si podemos llegar a un acuerdo sin necesidad de ir a la controversia, mejor”, concluyó.