La discriminación de todos los días


Al respecto, es imposible dejar de lado el tema que fue tendencia en las redes la semana pasada, relacionado con el caso de la conocida cadena de restaurantes Sonora Grill, y es que luego de que se viralizara una denuncia por la presunta división de los clientes en dos distintas zonas del restaurante, -de acuerdo a su aspecto físico y color de piel-, el CONAPRED de la Ciudad de México, inició una investigación del caso que seguramente tendrá una resolución definitiva y de alto impacto en las próximas semanas. Mientras esto sucede, en el CONAPRED Nacional, la recien nombrada Titular de ese Organismo Nacional, Claudia Morales Reza quien pertenece al Pueblo Indígena Wixárika, denunció ante medios de comunicación que ella misma ha sido víctima de actos discriminación, pues a su llegada como residente de la Ciudad de México, no le ha sido posible conseguir un departamento en renta, pues en un intento por celebrar un arrendamiento, la persona con quien estableció la cita ni se bajó de su camioneta al observar la vestimenta indígena de Claudia, -según su propia narración ante medios de comunicación.- Estos dos casos tan visibles y tan paradigmáticos de entre miles que seguramente ocurren todos los dias en este país, nos conducen necesariamente a una introspección como sociedad, y es que aunque desde nuestra Carta Magna en su artículo primero, está prohibida expresamente cualquier tipo de discriminación, la propia CONAPRED en su página oficial reconoce que discriminar es una práctica cotidiana en México, que consiste en dar un trato desfavorable o de desprecio a determinada persona o grupo, que a veces no percibimos, pero que en algún momento la hemos causado o recibido. En su página el CONAPRED también señala que hay grupos humanos que son víctimas de la discriminación todos los días por alguna de sus características físicas o su forma de vida. El origen étnico o nacional, el sexo, la edad, la discapacidad, la condición social o económica, la condición de salud, el embarazo, la lengua, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil y otras diferencias pueden ser motivo de distinción, exclusión o restricción de derechos. De modo que, en el mismo país en que se prohibe la discriminación desde el marco constitucional, existe también una Institución Rectora (CONAPRED), para promover políticas y medidas tendientes a contribuir al desarrollo cultural y social, avanzar en la inclusión social y garantizar el derecho a la igualdad. Así, la tarea de Claudia Morales Reza al frente de esa Institución es per se un gran reto, pero su llegada -tal como ella lo sostuvo en su discurso de toma de protesta-, viene a darle un nuevo enfoque a una Institución que, por primera vez es presidido por una mujer perteneciente a un grupo históricamente discriminado, que, como otros grupos quieren dejar de tener un rol pasivo. Hay grandes expectativas para Claudia al frente del CONAPRED, sin duda fue un gran acierto su nombramiento, con un amplio respaldo social, ahora tiene frente a ella la realidad lacerante del México de la desigualdad, ese de las zonas VIP, Doradas, Platino o Premier, a esas zonas del privilegio que tienen tantos nombres, donde dificilmente puede acceder la gran mayoría del pueblo bueno y sabio. En hora buena por la CONAPRED Nacional. Por cierto en San Luis Potosí, nos falta, por no decir nos Urge una CONAPRED Potosina, amig@s legisladores de todos los partidos, ahí les dejo la idea para crear una Institución que defienda a las y los potosinos de la discriminación en este San Luis de la Patria. Excelente lunes. Los sigo leyendo en este correo: jorgeandres7826@hotmail.com.

@JorgeAndresSLP

JORGE ANDRÉS LÓPEZ ESPINOSA / Mano Izquierda / San Luis Potosí, S.L.P. / Agosto 8 de 2022.