Gobernación Clausuró 4 Restaurantes por Sobrecupo

Cuatro clausuras aplicó la Dirección de Gobernación a establecimientos durante la noche del 15 de septiembre en la Capital potosina, según el director de la dependencia, Roberto González Rubio.

«Tuvimos cuatro clausuras y otras tantas actas administrativas por violación de horario y por sobrecupo”, añadió el funcionario.

Detalló que estas clausuras fueron hacia restaurantes donde no se respetó la sana distancia, es decir, se detectó sobre cupo en los establecimientos.

Comentó que «algunos no acataron las disposiciones de la sana distancia y hubo necesidad de aplicar las sanciones correspondientes en restaurantes, no cumplieron con las disposiciones sanitarias y por ello hubo necesidad de aplicarles la sanción correspondiente».

Mencionó que algunos restaurantes tampoco cumplieron con el horario de cierre permitido. Apuntó que los únicos que hubieran podido extender el horario eran los centros nocturnos, sin embargo dijo que no estaba permitido su funcionamiento por la pandemia.

«Los restaurantes también tenían que atenerse al horario normal, ya se había dicho de antemano que no había ampliación de horarios, de tal suerte que algunos lugares que se excedieron un poco en el horario fueron sujetos a una sanción», subrayó González Rubio.

Por su parte, el secretario General de Gobierno Alejandro Leal, dijo que reportaron saldo blanco en materia de seguridad durante las celebraciones de las fiestas patrias de la noche del 15 de septiembre.

Indicó que para lograr este saldo, ayudó que no hubiera eventos multitudinarios en las plazas principales de los municipios de San Luis Potosí.

«El reporte que tenemos ahorita es un reporte, no tenemos mayor problema en todos los eventos que se desarrollaron en los municipios”, expresó el secretario.
Apuntó que los pocos eventos en las alcaldías se desarrollaron sin problemas ya que fueron pocas personas las que participaron.

Mencionó finalmente que hacer eventos muy pequeños y no masivos como años atrás debido a la pandemia, representó ahorros económicos tanto para Gobierno del Estado como para los propios municipios, aunque destacó que los más relevante era evitar poner en riesgo a la población por la pandemia.