Salieron de Ghana y un Nuevo Ciudadano Mexicano está en Camino

Salieron de Ghana. hace cinco años

** La Crisis Humanitaria en SLP.

Entrevistados afuera de la Terminal Terrestre Potosina durante su tercer día en San Luis Potosí, un par de indocumentados narró que salieron de Ghana hace cinco años por asuntos familiares, pero también por las condiciones de marginación e inestabilidad política que existe en el país. «No somos haitianos», dicen.

Salieron de Ghana y cruzaron el océano para vivir algunos años en Ecuador y hace tres meses decenas de ellos comenzaron su travesía para tratar de llegar a Estados Unidos.

«Ha sido muy duro, es muy duro caminar por Panamá, por ejemplo, de ahí hemos venido subiendo el continente en autobús y otras veces cruzando ríos. Ha sido muy duro, muy peligroso y muy difícil», cuenta Tomás Ancama quien apenas carga en una mochila lo más indispensable para el aseo personal.

De la mano de Tomás, Gloria quien tiene seis meses de embarazo, platica desesperada que «ha sido muy difícil, a veces me siento mal de salud y no me atienden en los lugares donde estamos, llevamos dos meses en México y es muy difícil que me atiendan los doctores”.

La idea de la pareja era llegar a Estado Unidos; sin embargo al estar Gloria embarazada el plan cambió, porque no puede cruzar en estas condiciones el Río Bravo, mucho menos pensar en la posibilidad de ser perseguida por los elementos fronterizos que han sido fotografiados en semanas anteriores en sus caballos, tratando de impedir que los migrantes pasen de forma ilegal a su país.

«La gente en general en México es buena, a veces cuando caminamos nos regalan comida o algo así, nosotros no somos haitianos, pero como somos del mismo color nos afecta, porque piensan que venimos en las mismas condiciones que ellos”, explica Gloria.

Durante estos meses han tenido que caminar por selvas y cruzar por muchas ciudades del país, incluida ahora la Capital potosina, donde llevan un par de días, con poco dinero que no puede ser gastado en un hotel, porque se quedarían sin comer. Han dormido en la Terminal Terrestre Potosina, por algunas horas adentro, pero en otras ocasiones, a la intemperie.

“En cada ciudad nos han pedido nuestros documentos, pero no tenemos nada, por eso no nos venden el boleto de autobús, eso nos tiene sin poder movernos, y como mi pareja está embarazada no podrá cruzar el río, por eso nosotros queremos quedarnos aquí y trabajar, porque su salud es lo más importante”, comentó Tomás.Salieron de Ghana algunos, otros son haitianos

Las malas experiencias no han quedado fuera del viaje. Durante este trayecto reconocen que algunos migrantes han sido asaltados o incluso hasta desaparecidos.

Tomás dice que «que hay gente mala, pero gracias a Dios a nosotros no nos ha pasado nada, pero unos amigos encontraron unos ladrones en el camino que les quitaron todo su dinero, escuché rumores que a algunos los mataban”.

Con seis meses de embarazo, Gloria y Tomás platicaron que su idea ahora es llegar a Monterrey para buscar un trabajo y aunque no saben aún si tendrán una niña o niño, lo que sí saben es que si todo sale bien, su bebé será un nuevo ciudadano mexicano.