Préstamos Hipotecarios, ¿Cuál es el que Está Hecho para Mi?

¿Te ha gustado una casa pero no tienes el dinero suficiente como para pagarla de contado? Los créditos hipotecarios nos dan la oportunidad de hacernos con aquello que nos gusta cuando no tenemos el efectivo necesario para adquirirlo a corto plazo, pero sí a largo plazo.

 

Así tanto para disfrutar de un enorme chalet como para comprar departamento, tienes muy buenas posibilidades con todas esas alternativas que se adaptan a tu situación y con las que solo se busca que tú cumplas con los objetivos. Ahora, hacerte con la casa de tus sueños es más sencillo que nunca.

 

¿Qué es un crédito hipotecario?

Un crédito hipotecario es el préstamo de dinero que se hace para la compra de cualquier inmueble que, como garantía, tiene la devolución total de su importe por parte de la persona que ha pedido el mismo. Este tipo de financiación, además del coste al que se ha vendido la vivienda, tiene agregados los intereses que se van pagando por periodos.

 

Hechos únicamente para que tú te puedas permitir una casa, existen desde hace muchos años y son el recurso absoluto de aquellos que se quieren comprar una casa con la tranquilidad de que no tendrán que soltar todo el dinero de golpe. Con buenas facilidades y opciones, sin duda es algo que debemos tener muy en cuenta.

 

¿Qué tipos de préstamos hipotecarios existen?

Los préstamos para las viviendas son muy diferentes entre sí. A razón de que no hay ninguna situación parecida o que sea igual, se necesitan diferentes alternativas con las que las personas puedan hacerse con aquel hecho a su medida. Los diferentes tipos son:

 

Infonavit

El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores cuenta con un crédito desde el que se nos da el total del coste que tiene el inmueble. Esto, que supone hasta el 100% de lo que vale en su precio, es una buena opción para aquellas personas que no tienen dinero y, aun así, buscan comprarse un hogar.

 

FOVISSSTE

FOVISSSTE es el tipo de crédito con el que podemos comprar una casa nueva o que ya está usada en el plazo de treinta años. Así, si lo que quieres es ir pagando con tranquilidad, este producto financiero está hecho para ti. Disponible para cualquier persona que esté trabajando en organismos públicos, solo te supone una tasa de interés del 4% al 6%.

 

Instituciones bancarias

Las instituciones bancarias dan créditos para la compra de casas o cualquier inmueble que nos guste pero para el que no tengamos dinero. Con la facilidad de que también ofrece liquidez (billetes en efectivo) se ha hecho bastante atractivo para aquellos que buscan algo tradicional y sin muchos mareos.

 

SOFOM

Las sofomes (Sociedades Financieras de Objeto Múltiple) son sociedades anónimas que cuentan con un registro en la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros. Aquí, que contamos con entidades reguladas y otras que no lo son, también podemos hacernos con el crédito para nuestro hogar.

 

¿Cuál es el mejor préstamo hipotecario?

Ahora que sabemos los diferentes préstamos hipotecarios que se pueden pedir en México para la compra de una casa, igual te has puesto a pensar cuál es el mejor para nosotros o de qué manera le podemos sacar mayor provecho. Si bien tendríamos que conocer la situación de cada uno para señalar el adecuado, sí que los ponemos por delante de los llamados personales.

 

Este producto financiero, hecho con el propósito de que puedas comprarte una casa, cuenta con todas las facilidades y características que la persona necesita para disfrutar de ese inmueble que tanto le ha gustado. Pensado para el usuario, únicamente tienes que ver cuál es el que mejor se adapta a tus necesidades para escogerlo.

 

En Internet existen cientos de portales en los que podemos comparar los préstamos hipotecarios en relación a la situación que tenemos. Aquí, después de que se te pidan una serie de datos, se te informa de los modelos que hay y la cantidad de dinero que puedes ahorrar en función de si te haces con uno u otro.

 

Por otro lado, también podemos pedir opinión a los expertos en productos financieros que nos están ofreciendo el crédito. Ellos, acostumbrados a trabajar con este material todos los días, conocen mejor que nadie cuáles son las posibilidades que se te ofertan y la manera en la que los puedes devolver.

 

En definitiva, el préstamo hipotecario está hecho para facilitar la tarea de la compra de una casa a esas personas que la necesitan pero no disponen de liquidez. Con diferentes tipos para que no haya problema, siempre habrá alguno que acierte con todo lo que a ti te hace falta en ese momento.