La Pila, Otra “Herencia Maldita”

Cereso La Pila en San Luis Potosí.
Patio interior del Cereso La Pila en San Luis Potosí.

En el Centro Estatal de Reinserción Social «La Pila» gobiernan las irregularidades en los procesos de sentencia, el abandono, la indolencia, la inseguridad, la avaricia y privan las condiciones inhumanas e insalubres en todas las instalaciones.

La Pila y el hambre.
Comida echada a perder.

En La Pila, la administración estatal recién llegada encontró otra “herencia maldita”, según el comunicado de prensa donde revela que, por ejemplo, en el servicio de comida además de ser de pésima calidad, la elaboran con productos “echados a perder” y calculan que el desfalco supera los 70 millones de pesos.

Las autoridades estatales explican que el servicio de comida en La Pila se convirtió en un negocio de unos 70 millones de pesos y que la complicidad se dio entre la empresa concesionaria y las autoridades carcelarias del sexenio de Juan Manuel Carreras López.

La comida es de muy “mala” calidad, los insumos no reúnen los requisitos mínimos para el consumo humano, todo  está a punto de la descomposición y son adquiridos a muy bajo costo,  aunque los reportaban con un exagerado sobreprecio, cita el boletín.

Además de las condiciones de la comida, el consumo de gas y otros servicios eran cubiertos con recursos públicos a pesar que le correspondía pagarlos al concesionario.

Las anomalías en los procesos de sentencia, violan derechos humanos, jurídicos y procesales de los internos; sin embargo, por temor a represalias no se denuncian publicamente las violaciones de internos, ni los abusos que los “malos” cometen contra familiares de los internos, en los días de visita.

El gobernador Ricardo Gallardo recorrió las instalaciones de La Pila por alrededor de dos horas, instruyó al personal encargado de los penales a crear una brigada jurídica para análizar a profundidad el estatus procesal de quienes consideran que se han cometido injusticias y que les impiden obtener su libertad.

Dijo que se reunirá con la Presidenta del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, magistrada Olga Regina García López, para solicitar la colaboración en el avance y revisión en la determinación de sentencias.

Gallardo recogió testimonios del personal de custodia y de los privados de su libertad, sobre las deficientes condiciones en que se encuentran y del abandono e indolencia del anterior gobierno.

En cada una de las secciones constató irregularidades, las condiciones precarias y las anomalías administrativas y físicas.

Estuvo en el área de personas privadas de su libertad que tienen algún padecimiento mental, en el taller de carpintería, donde los reos laboran y producen diversos productos; en el área de cocina; el almacén de insumos alimentarios y el almacén de materias primas.

El titular del Ejecutivo acordó con el director del Instituto Potosino del Deporte (Inpode), Edmundo Ríos Medrano Jáuregui, impulsar la sana convivencia, tener instalaciones deportivas dignas, platicas formativas y de recreación, así como celebrar torneos de fútbol y básquetbol todos los días, como parte de la readaptación social.

Al Secretario del Trabajo y Previsión Social (STPS), Néstor Garza Álvarez, le pidió promover la generación de empleos y la comercialización de los productos elaborados por los reos, y anunció la creación de un taller para la fabricación de mochilas, que serán parte de los programas sociales que integran el Plan de 100 Días de Gobierno.