Cuerpo de Mujer con Cabeza de Hombre, Otra Cara de la Invisibilización de la Mujer en Coahuila

  • ** “Que participen en las mismas condiciones que los hombres, que no las violenten al momento de participar, que les den las mismos gastos de campaña, que las apoyen con la misma estructura y que muevan al partido en la misma dimensión en la que mueven a los hombres”: María de León Farías.
  • ** Hay mujeres que para llegar y permanecer en el poder, tienden a masculinizarse: cuerpo de mujer, cabeza de hombre: María José Marco Salazar.

Saltillo, Coahuila de Zaragoza / Julio 18 de 2022.- “Las autoridades electorales tenemos que garantizar la participación equitativa, equilibrada. e igualitaria de las mujeres en la vida pública, consideró la presidenta consejera del Instituto Electoral de Coahuila, María de León Farías, durante la clausura del segundo conversatorio que en este caso denominaron “Retos del Empoderamiento Político de la Mujer a través de la Literatura”.

Explicó: “queremos que participen en las mismas condiciones que los hombres, que no las violenten al momento de participar, que les den las mismos gastos de campaña que les dan a los hombres, que las apoyen con la misma estructura que apoyan a los hombres y que muevan al partido en la misma dimensión en la que mueven a los hombres”.

La presidenta del IEC consideró que lucha de las mujeres por ocupar puestos de poder es “una lucha de largo aliento, que está muy lejos de terminar. Y a pesar que admitió que se ha avanzado y el paso se ha acelerado a partir de los años 90, cuando la ONU señaló que México iba muy atrasado en la inclusión de las mujeres en la vida política, falta mucho por hacer”.

Propuso luchar y estimó importante tener estas reflexiones sobre la mesa. “Reconstruirnos, deseducarnos de todo ese sistema patriarcal que tenemos, para construir una sociedad más democrática y más igualitaria”, acuñó.

María José Marco Salazar del partido local Unidad Democrática de Coahuila puntualizó que en el ámbito de la representación política formal o electoral, la incorporación del principio de la paridad y la igualdad política se ha traducido en mecanismos de inclusión política de las mujeres como las cuotas de género y que resalta por su valor simbólico, al obligar a ceder espacios a los grupos dominantes, aunque estos mecanismos argumenten algunos casos la falta de la preparación política de las mujeres, pero además plantea que debido a la menor visibilidad que las mujeres han tenido en el ámbito público, a estos obstáculos que enfrentan dentro de los partidos para una carrera ascendente, las mujeres podrían resultar menos competitivas en la arena electoral y que esto choque con el interés de los partidos de ganar elecciones.

Sin embargo, pone el dedo en la yaga al citar que incongruentemente son cuestiones que no les cuestionan a los hombres, su preparación, ahí la importancia de tener mujeres preparadas y educadas por el simple hecho de la naturaleza de ser mujer y no para tener que comprobar un puesto o un lugar.

El grado de representatividad de género de un régimen, dijo la dirigente de UDC, depende del grado de inclusión de más mujeres en cargos de elección y de asignación, pero también de la capacidad de los dirigentes políticos para agenciar y proponer discursos y agendas sobre intereses, valores y expectativas femeninas.

Las mujeres participan políticamente de diferentes maneras y en diversos espacios,  se presentan en el apartado electoral, las motivaciones o preferencias políticas de las mujeres en el ámbito habían sido convencionalmente catalogadas a priori, ya sea como conservadoras, reaccionarias o como locas o rebeldes, radicales en otro extremo, argumento que no se sostiene cuando se analizan casos concretos o donde se pone a prueba la contradicción del supuesto conservadurismo o moralismo atribuido a las mujeres.

“Se observa también que hay mujeres que para llegar y permanecer en el poder, tienden a masculinizarse: cuerpo de mujer, cabeza de hombre, conservando ciertos rasgos femeninos, lo que parte se explica por el estándar masculino esperado en el comportamiento político”, abundó.

Parte de la evidencia disponible muestra que las mueres en el poder, como jefas de gobierno o equivalentes, tienden a ser ligeramente más liberales que los hombres. Y entre aquellas que ha dirigido a las naciones, tienen una característica común, ninguna de ellas ha desafiado de forma muy importante la estructura y poder patriarcal de su sociedad, ya que de haber hecho eso, se habría supuesto un suicidio político.

Estas reflexiones generó la exposición de Adriana Vargas sobre el libro que escribió con Carlos Castañón Cuadros que lleva por título Grandiosas, de 12 capítulos donde resalta la necesidad de visibilizar a las mujeres en la historia y en la vida pública, de ahí surge la frase: “invisibles en las calles, invisibles en la historia.

Gabriela María de León dio la bienvenida y señaló que éste es un espacio de diálogo para analizar los retos históricos que han tenido las mujeres en el ejercicio de los encargos públicos, y también poder determinar y analizar en conjunto cuáles son los “retos que nos vamos a enfrentar en próximas fechas, en vísperas de un proceso electoral importante en Coahuila”.

Participaron en el conversatorio Marta Patricia Garza Valdés, del PAN; Luz Elena Morales Núñez, del PRI; Brenda Liliana Soto Antunes del PVEM; y Edith de los Cobos Carrillo de Morena.