Entrega y temple de Los Funtanet

Los rejoneadores de la Dinastía Funtanet, José y Javier, hicieron vibrar al público con su desempeño impregnado de entrega y temple, durante la corrida inaugural de la Feria de Teziutlán, Puebla, donde cuajaron faenas de alto nivel, al estar muy por encima de los toros que complicaron la papeleta, pues los ejemplares de la ganadería El Junco resultaron duros en su lidia para la ejecución del toreo a caballo.

Esta fue la primera ocasión en que estos caballistas alternaron juntos en un festejo formal, situación que fue el motor que los impulsó a lo largo de una tarde que además tuvo el noble objetivo de apoyar económicamente al DIF local, por lo cual, estos jóvenes toreros no dudaron un minuto en jugársela ante los astados que debieron enfrentar.

Abrió el festejo José Funtanet, con un toro que presentó movilidad, pero difícil juego, al que supo desentramar en la lidia que requería por lo que ante su esfuerzo y el de su cuadra convenció a la afición al ejecutar una faena muy completa, seria y con técnica que desafortunadamente no remató con el rejón de muerte; perdió los apéndices y únicamente dio vuelta al ruedo.

Por su parte, Javier Funtanet, enfrentó la papeleta más ruda del festejo toda vez que sorteó un burel que siempre se puso por delante con la intención de irse hacia el cuerpo de los corceles y que en pocas ocasiones metió la cara. Este joven torero de a caballo sacó la casta, ante el que fue el último astado del encierro y se impuso a esas condiciones de peligro con valor sereno y sobrada técnica. Logró concretar tres quiebros temerarios que levantaron a la gente de sus asientos, sin embargo, no concretó con el rejón final, por lo que recibió dos avisos. Al final los aficionados lo reconocieron con cariñosas palmas.

Para los diestros de a pie, los toros junqueños dieron mejor juego, lo que permitió que rivalizaran a tambor batiente: Francisco Martínez, quien cortó tres orejas para concretar un triunfo con autoridad y José Mari Macías, quien sumó dos apéndices, a razón de uno en su lote y otro con un toro de regalo.

La reseña fue la siguiente: Plaza El Pinal, Teziutlán, Puebla. Primera Corrida de Feria. Toros de El Junco, de juego diverso.  El rejoneador José Funtanet, vuelta. Los Forcados de Teziutlán recibieron un reconocimiento por los XXX años de su fundación. Dio vuelta el cabo Enoch Gutiérrez. A pie: José María Macías, oreja, vuelta y oreja en el de regalo; Francisco Martínez, dos orejas y oreja; y, el rejoneador Javier Funtanet, palmas tras dos avisos.