En Sistemas Agroalimentarios Sostenibles y Resilientes Colaboran México y FAO

El Día Mundial de la Alimentación de 2022 se ha conmemoró en México en conjunto con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, bajo la consigna de “no dejar a nadie atrás”.

Cada día el mundo se aleja del Objetivo de Desarrollo Sostenible 2 “Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición”, meta que se planteó a nivel global en el año 2015. Hoy en día, se prevé que casi 670 millones de personas — 8% de la población mundial — seguirán pasando hambre en 2030. Esta es una cifra similar a la del 2015, año de creación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Durante 2021 y 2022 hemos seguido experimentado una pandemia y sus consecuencias. Además, se han sumado conflictos internacionales, un clima cambiante por el calentamiento global, subida en los precios de los alimentos, desigualdades y tensiones geopolíticas. Situaciones que afectan directamente a la seguridad alimentaria y nos han traído como consecuencia que en 2021 el número de personas que padecen hambre en el mundo aumentó hasta alcanzar a 828 millones, esto es casi 6.4 veces la población total de México.

Con su producción, la región de América Latina y el Caribe podría alimentar a más de 1,300 millones de personas, el doble de su población. Sin embargo, 56 millones de habitantes viven con hambre, esto es el 8.6 % de toda su población. Además, es la región más cara oara acceder a una dieta saludable, con un costo al día de alrededor de 4USD.

“El mundo enfrenta graves desafíos en materia de seguridad alimentaria. Los esfuerzos conjuntos son vitales en tiempos difíciles y México es un ejemplo de coordinación y trabajo en pro de la alimentación y agricultura del país”, comentó Lina Pohl, Representante de la FAO en México.

No dejar a nadie atrás significa trabajar en muchos frentes al mismo tiempo y México evitó que la crisis sanitaria se convirtiera en una crisis alimentaria profunda. De acuerdo con el último informe de la FAO sobre «El Estado de la Seguridad Alimentaria y la Nutrición en el Mundo”, en el periodo entre 2018-2020 México tenía 7.2% de su población subalimentada[1] (9.2 millones de personas), esta cifra disminuyó a 6.1% de la población (7.8 millones de personas) en el periodo entre 2019- 2021.

Por su parte, el secretario de Agricultura, Victor Villalobos Arámbula, mencionó: “La política agroalimentaria del país tiene como sus principales objetivos la búsqueda de la autosuficiencia alimentaria y el fortalecimiento del campo para lograr un nuevo sistema agroalimentario y nutricional justo, saludable y sustentable”.

Una vida mejor inicia por la disponibilidad de alimentos, ya sean agrícolas, pecuarios, pesqueros o acuícolas, por eso insistimos en la importancia de las actividades primarias y el aliento que les puede dar la investigación, la tecnología y la innovación, comentó el secretario.

Desde nuestra organización trabajamos con el Marco estratégico de la FAO para 2022-2031, que busca respaldar la Agenda 2030 mediante la trasformación hacia sistemas agroalimentarios más eficientes, inclusivos, resilientes y sostenibles, para conseguir una mejor producción, una mejor nutrición, un mejor medio ambiente y una vida mejor sin dejar a nadie atrás.