Crónica de la Crisis en Perú. Cae Pedro Castillo y Dina Boluarte Asume la Presidencia

En un solo día el caos inundó a Perú. Su presidente Pedro Castillo, tomó la decisión de crear un gobierno de emergencia excepcional; disolvió temporalmente el Congreso de la República; convocó a elecciones para un nuevo Congreso y una nueva Constitución, y mientras tanto dijo que gobernaría con “decretos ley”; declaró la reorganización del sistema de justicia; y anunció toque de queda a partir de este miércoles 7 de diciembre; sin embargo, en respuesta, las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional rechazaron las órdenes decretadas, el Congreso declaró la vacancia al cargo de Presidente de la República, el Procurador giró una orden de aprehensión, detuvieron al Presidente y generó manifestaciones y enfrentamientos en el país.

En la mañana, el presidente de la República, Pedro Castillo Terrones, anunció el cierre temporal del Congreso y la convocatoria a nuevas elecciones parlamentarias, comicios que se efectuarán en nueve meses. Disolvió temporalmente el Congreso de la República e instauró un gobierno de emergencia excepcional.

Audio:

También precisó que todos los que poseen armamento ilegal deberán entregarlo a la Policía Nacional del Perú en el plazo de 72 horas, por lo que quien no lo haga «comete delito sancionado con pena privativa de la libertad y se establecerá en el respectivo decreto ley».

«La Policía Nacional con el auxilio de las Fuerzas Armadas dedicarán todos sus esfuerzos al combate real y efectivo de la delincuencia, la corrupción y el narcotráfico, a cuyo efecto, se les dotará de los recursos necesarios», refirió.

El Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional del Perú rechazaron a acatar las órdenes por ser un acto contrario al orden constitucional y ratificaron su respeto a la Constitución.

A través de un comunicado, ambas instituciones señalan que en el documento que el Presidente de la República tiene la facultad de disolver el Congreso solo «si éste ha censurado o negado su confianza a dos Consejos de Ministros».

Refirieron que ello se encuentra establecido en el artículo 134 de la Constitución, se recuerda. En ese sentido, se indica que «cualquier acto contrario al orden constitucional establecido, constituye una infracción a la Constitución y genera el no acatamiento por parte de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional».

El Gobierno de los Estados Unidos emitió un comunicado donde rechazan “categóricamente cualquier acto extraconstitucional del presidente Castillo para impedir que el congreso cumpla con su. Mandato”.

El Pleno del Congreso de la República aprobó la moción de vacancia contra Pedro Castillo en el cargo de Presidente de la República por incapacidad moral para el ejercicio de sus funciones. Dispuso la medida con 101 votos a favor, 6 en contra y 10 abstenciones. El presidente del Congreso, José Williams Zapata informó que se procedería al régimen de sucesión presidencial, establecido en el artículo 115 de la Constitución.

«El procurador general del Estado, Daniel Soria Luján, en defensa del estado constitucional democrático de derecho, así como en cumplimiento sus facultades recogida en el numeral 18 del artículo 11 del reglamento del decreto legislativo 1326, aprobado por decreto supremo 018-2019-JUS, interpondrá denuncia penal ante la fiscal de la Nación contra el presidente de la República a efectos de que se determine la responsabilidad penal y constitucional de sus actos»,  sostuvo el funcionario en un mensaje publicado en redes sociales.

«Se advierte con claridad que el presidente de la República, Pedro Castillo Terrones, ha violado flagrantemente la Constitución Política del Perú», cita.

Posteriormente detuvieron al expresidente de la República, Pedro Castillo Terrones y lo llevaron a la sede de la Prefectura, ubicada en la avenida España.

Al lugar llegaron la fiscal de la Nación, Patricia Benavides, y la fiscal Marita Barreto, quien es la coordinadora del Equipo Especial de Fiscales contra la Corrupción del Poder (EEFCCOP).

El exjefe de Estado fue detenido cuando se desplazaba por la avenida Wilson, en el centro de Lima, tras abandonar Palacio de Gobierno.

El Congreso de la República convocó a las 15.00 horas para la juramentación de Dina Boluarte, tras aprobar la destitución del ahora ex mandatario.

La primera vicepresidenta Dina Boluarte Zegarra juró como presidenta de la República ante el Congreso y reemplaza al ex presidente Pedro Castillo Terrones que fue vacado por el Poder Legislativo.

Boluarte tomó juramento como la primera Presidenta del Perú, en una ceremonia solemne efectuada en el Congreso de la República y presidida por José Williams; asumió el máximo cargo en su calidad de vicepresidenta y después de ser ministra de Desarrollo e Inclusión Social.

En seguida, la Presidencia de la República informó durante la tarde, que carecía de validez el toque de queda decretado ilegalmente por el exjefe de Estado, Pedro Castillo Terrones.

«Habiéndose restituido el orden constitucional, el toque de queda decretado ilegalmente no surte efecto. ¡El Perú no puede parar!», se lee en un mensaje publicado en la cuenta de Twitter de la Presidencia.

Dina Boluarte emitió en la misma tarde su primer discurso como jefa de Estado ante el Pleno del Congreso, donde señaló que es consciente de la «enorme» responsabilidad que le ha tocado asumir en un contexto de crisis política e hizo un llamado a la más amplia unidad de los peruanos.

Discurso completo de la presidenta Dina Boluarte:

«Señoras y señores congresistas, queridas hermanas y hermanos de nuestra querida patria.

Tengo el alto honor de estar en este Pleno extraordinario para saludar en primer orden a todas y todos los peruanos que no sin legítima razón vienen observando esta difícil coyuntura que nos pone a prueba a todos los ciudadanos.

Antes que política, soy una ciudadana y madre peruana que tiene pleno conocimiento de la alta responsabilidad que la historia pone en mis hombros y atendiendo a esa alta responsabilidad va mi respeto por las millones de madres peruanas que día a día procuran el sustento para sus familias y son la base del coraje y la peruanidad.

Como todos conocemos, se ha producido un intento de golpe de Estado, una impronta promovida por el señor Pedro Castillo que no ha encontrado eco en las instituciones de la democracia y en la calle.

Este Congreso de la República, atendiendo el mandato constitucional ha tomado una decisión y es mi deber actuar en consecuencia.

Asumo el cargo de presidenta constitucional de la República siendo consciente de la enorme responsabilidad que me toca y mi primera invocación como no podía ser de otra manera es convocar a la más amplia unidad de todas y todos los peruanos. Nos corresponde, señoras y señores, conversar, dialogar, ponernos de acuerdo, algo tan sencillo como tan impracticable en los últimos meses. Convoco por ello a un amplio proceso de diálogo entre todas las fuerzas políticas representadas o no en el Congreso.

Es imprescindible retomar la agenda del crecimiento económico con inclusión social, del empleo digno, de la atención de emergencia para los sectores vulnerables, del pleno respeto de los derechos fundamentales de los ciudadanos y ciudadanas y también de manera impostergable de la reforma política que nuestro país requiere urgentemente. En esta ocasión hago un pedido también y muy concreto a la representación nacional.

Solicito una tregua política para instalar un gobierno de unidad nacional. Esta alta responsabilidad debe ser asumida por todos y por todas. No voy a pedir ni podría hacerlo que no fiscalicen a mi gobierno ni que no se escruten las decisiones que se tendrán que tomar.

Lo que solicito es un plazo, un tiempo valioso para rescatar a nuestro país de la corrupción y el desgobierno y por ello mi primera medida será enfrentar a la corrupción en todas las escabrosas dimensiones.

He visto con repulsión como la prensa y los organismos jurisdiccionales han dado cuenta de vergonzosos actos de latrocinio en contra del dinero de todos los peruanos. Este cáncer se debe extirpar de raíz. Por ello, mi primera medida será solicitar el apoyo de la Fiscalía de la Nación, de la Procuraduría Pública para ingresar sin medias tintas a las estructuras corrompidas por las mafias al interior del Estado y se impulsen investigaciones y sanciones rápidas.

Señoras y señores, necesitamos a los mejores peruanos. Gobernar el Perú no será tarea fácil, tendremos que constituir un gabinete de todas las sangres, donde estén representadas todas las fuerzas democráticas para que juntos podamos sacar a nuestra patria adelante.

A nuestras Fuerzas Armadas y Policía Nacional, instituciones fundamentales de la democracia como lo hemos podido verificar el día de hoy, les digo: confíen en que el Gobierno que se inicia respetará su misión constitucional, que guarda relación con la seguridad de todos los peruanos. El militar y el policía son en realidad, como lo menciona nuestra Constitución, los ciudadanos con el uniforme de la patria.

Yo soy del país profundo, nací y crecí en un pueblito del Perú. Soy la última hija de una numerosa familia, una familia que vivió en la precariedad y creció en el afecto de mis padres. Aprendí el trabajo y la lealtad. Ofrezco, por eso, hoy ante este magno poder del Estado, arduo trabajo para hacer un país viable y reafirmo mi lealtad a la Constitución y a las leyes de la República y al pueblo peruano.

Al final de esta tarde, no puedo dejar de recordar a José María Arguedas, al tayta Arguedas como lo llamamos los apurimeños, quien enseñó que la lucha es un bien, el más grande bien que le ha sido otorgado al hombre y en virtud de esa enseñanza me comprometo ante el país a luchar por que los nadies, los excluidos, los ajenos tengan la oportunidad y el acceso que históricamente se les ha negado. ¡Qué viva el Perú! Muchas gracias».

Simpatizantes y detractores de Pedro Castillo se congregaron por la tarde de este miércoles 7 en la avenida Abancay de Lima, a unos metros del Congreso, donde este miércoles se registraron protestas, cierre de vías e incidentes de violencia.

Simpatizantes de Castillo se congregaron para manifestar su respaldo, poco antes de que el parlamento aprobase la vacancia por «incapacidad moral» y juramentase a Dina Boluarte como nueva mandataria del país.

Y un grupo de partidarios intentó retirar las vallas colocadas por las autoridades, mientras los uniformados protegían los accesos a la sede del Legislativo.

En San Isidro, fue bloquea la Embajada de México ante el rumor de que Pedro Castillo llegaría a solicitar asilo político.