120 Menores con Cáncer Podrían Morir por Falta de Medicinas en el Hospital Central

Aproximádamente 120 menores con cáncer pueden morir por falta de medicinas, reconoció Juan José Ortíz Zamudio, médico de la unidad pediátrica del Hospital Central.

Ortíz Zamudio aclaró que es difícil determinar si la muerte de algún menor con cáncer fue por la falta de medicina, no brindarles el medicamento a tiempo provoca que el cáncer pueda seguir expandiéndose o que haya menos posibilidad de curación conforme pasa el tiempo sin recibir el tratamiento.  

«La mortalidad por cáncer infantil es multifactorial, con esto me refiero a que algunas veces habrá de ser posiblemente por no aportar al medicamento pero muchas veces es la misma resistencia de la enfermedad aún recibiendo tratamiento”, explicó.  Agregó que “al haber falla en alguno de estos factores no excluye que contribuya mucho a que el tumor o leucemia no responda al tratamiento, el tratamiento es más efectivo cuando se da en su momento, si lo dejamos de dar el cáncer va tomando formas de hacerse resistente al tratamiento».   

El encargado de la Unidad Pediátrica del Hospital Central, reconoció que hay 120 niños y niñas con cáncer en tratamiento activo, quienes están siendo afectados por el suministro de medicamento para pacientes con cáncer por parte del Gobierno Federal.   Dijo que si no fuera por algunas organizaciones que apoyan al Hospital Central, se habrían quedado de hace algunos meses sin ningún medicamento para menores con cáncer. Detalló que el cáncer más frecuente que atienden es leucemia aguda en primer lugar, y después tumores cerebrales y linfomas.   

“En meses recientes hemos tenido desabasto como en todo el país, no hay desabasto total pero es en altibajos, actualmente en el Central sí existe desabasto en algunos de  los medicamentos y el cáncer requiere el medicamento en el día y la fecha exacta que el paciente lo tiene que recibir, de lo contrario se pone en riesgo que la enfermedad no se cure».   Ortíz Zamudio reconoció que hay mucha frustración entre los doctores que atienden a estos menores por la falta de medicamentos.

Reiteró que no darles su medicina en el día y la hora que ellos lo requieren, es sumamente perjudicial para su salud y detalló que al menos en el Hospital Central, se llegan a diagnosticar por año entre 65 a 70 niños con cáncer, quienes al día de hoy, se encuentran en el desamparo y en riesgo de perder la vida por la falta de medicamentos.