Apatía Social, Consecuencia de las Clases a Distancia

Dificultades para socializar, costumbres e incluso, desatención, viven alumnos de distintos niveles educativos tras el regreso a clases, confirman docentes en San Luis Potosí, en el marco del día del maestro.

Al regreso a clases presenciales, maestros comentaron que los alumnos viven una introversión y dificultades para socializar dentro del salón de clases, a raíz de la pandemia que obligó a mudar a clases a virtuales.

En muchos de los casos, los alumnos lucen apáticos y renuentes a participar, convivir y trabajar en equipo, que a decir de los maestros, provoca un rezago para aprender y avanzar dentro del salón de clases.

Docentes de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí platicaron que además de hábitos como el comer durante clases, permanecer en cama y evitar el contacto entre los alumnos, fueron detonantes para que los alumnos que cursaron la preparatoria en línea durante dos años de restricciones, son los más apáticos para convivir.

«Hemos tenido que aprender a convivir con mascarillas, a guardar las distancias de seguridad, utilizar geles para desinfectar nuestras manos y pasar más tiempo en casa. Esta situación también ha hecho que el trabajo para muchos cambie de modalidad; y es que el teletrabajo se ha instaurado en muchos puestos, siendo aún una tendencia», comentaron.

Con el tema de los estudios ha pasado algo parecido y es que durante los confinamientos, muchos niños, adolescentes y universitarios tuvieron que cursar sus estudios desde casa. Lejos de ser una tendencia temporal motivada por las circunstancias, parece que la modalidad online ha terminado por convencer a un gran número de estudiantes.

Durante unos meses nos vimos en casa sin tener mucho más que hacer que seguir las noticias, cocinar y limpiar. No solo las clases institucionales se pasaron a la modalidad online. Con tanto tiempo libre, fueron muchas las personas que se decantaron por estudiar todo tipo de cursos a distancia.

Lo cierto es que no todo el mundo conocía la modalidad de estudios online, por lo que es normal que empezaran a ver la parte positiva de esta opción. Más tiempo en casa para aprovechar y una oferta amplísima que iba desde idiomas, cursos de diferentes hobbys, másters relacionados con sus profesiones etc.

Según el informe realizado por Perply, cuando los confinamientos comenzaron, la tasa de nuevos alumnos online se duplicó con respecto a octubre del año anterior. Para el mes de abril del mismo año esa tasa ya se había triplicado.

«Podríamos pensar que se trataba de algo temporal, pero una vez que terminaron los confinamientos e incluso ya entrados en el verano de 2021, cuando la nueva normalidad estaba más que instaurada, esa tasa siguió en constante alza», especificó Perply.

Entre los cursos más escogidos, podemos encontrar de todo tipo. Los grandes favoritos son los cursos de idiomas, pero esta modalidad permite estudiar desde electrónica, fotografía, SAP, marketing, nutrición o dibujo. Casi cualquier materia que nos interese, tendrá un curso online que podremos hacer.