Carlos Alcaraz es Número Uno en el Mundo

  • ** “Tú sigue escuchando la voz de tu abuelo: cabeza, corazón y cojones”: Ana Camblor

Nueva York, EUA / Fotos Instagram / Septiembre 12 de 2022.- Con tan solo 19 años de edad y después de haber sido el mil 800 del mundo con un punto ATP hace cuatro años, Carlos Alcaraz se convierte en el campeón del US Open en este 2022 y además es el número uno más joven de la historia del tenis.

El murciano derrotó 6-4, 2-6, 7-6 (7-1) y 6-3 en tres horas con 20 minutos al noruego Casper Ruud, de 23 años de edad, Número 7 y desde hoy 2, donde mostró sus múltiples facetas, exuberantes, para librar una final complicada, donde, al mismo tiempo, permite que España haga historia en el mundo del tenis.

Casper exhibió además de todo su poderío, ‘fair play’, dando un punto al español que el juez de silla había arrebatado por error. Un gesto del agrado de la academia de Nadal, de la que forma parte.

El palmareño tenía una semana sin competencia, y Alberto Lledó Quiles, su preparador físico había declarado antes del Abierto, “le vendrá bien para resetear de cara a la gira por Canadá y Estados Unidos, con el US Open en el horizonte. Esta es una semana de transición, en la que Carlos ha tenido dos días libres para desde el miércoles trabajar en lo físico y el jueves viajar a América. Va a estar seis semanas fuera de casa y lo que toca es estar al 100% y, si es posible, mejor que el rival».

Carlos pudo mejorar algunos aspectos que tenían que ver con el giro de cadera y la velocidad de reacción. Para Lledó, él es un portento genética y físicamente y a eso le añade una gran parte de trabajo, “pues sin esfuerzo no es posible estar al nivel que se exige», reconoció, al tiempo que afirmó que el jugador logró recuperarse de la aparatosa torcedura de tobillo que sufrió durante su partido de semifinales en Umag ante Giulio Zeppieri.

Lledó, con cinco años al frente de Carlos, admite que el jugador lleva «una gran cosecha» como consecuencia de sus buenos resultados. «Es verdad que lleva muchos encuentros disputados este año, pero no en tantos torneos. Lo que pasa es que va avanzando rondas y lo de perder finales es una experiencia más y algo que forma parte del proceso de aprendizaje en un chico que todavía tiene 19 años, y eso, no hay que olvidarlo. Son experiencias que hay que pasar para crecer y es necesario tener los pies en el suelo y trabajar. Bendito problema si eso ocurre, porque será señal de que llegará lejos en los torneos en los que compite», declaró y se cumple hasta el momento.

Trofeo, número uno, un talón de 2.200.000 dólares. ¿Qué más podría pedir? Algún colega daría por cerrada su trayectoria. No será el caso de Alcaraz. Sólo es el comienzo de una aventura apasionante. Se dejó caer en el suelo exhausto de felicidad y soltando las primeras lágrimas.

“Carlitos sonríe, se divierte y sufre, si toca, como los craks”, citan los diarios en el mundo.

“Tenemos que ayudar a Carlos Alcaraz a que llegue lo más lejos posible, con ambición pero con humildad”, publica su equipo.