Estrés y Problemas de Convivencia, los Estragos de la Pandemia en Estudiantes

Niveles de estrés más altos y problemas de convivencia, son condiciones que se han detectado entre los estudiantes de las escuelas de ma zona metropolitana de San Luis Potosí.

«Aemás de la pandemia de salud que vivimos, tuvimos una pandemia emocional en los jóvenes, en los niños, niñas y adolescentes de nuestro municipio, al principio que volvieron a clase les costó nuevamente retomarlas de forma presencial después de estar frente a una computadora por casi dos años», dijo Juan Castro Castillo, director de Educación del Ayuntamiento de Soledad de Graciano Sánchez.

Castro Castillo explicó que después de dos años sin clases presenciales, el regreso para los alumnos fue complicado, por lo que durante estos meses se han detectado problemas de adaptación.

Juan Castro agregó que «esta contingencia complicó diversas situaciones empezando por lo socioemocional, situaciones que el estar en casa sin salir y sin interactuar con sus compañeros los llevó no solamente a una situación de rezago educativo, sino a nivel emocional también».

Al regreso a clases presenciales, maestros de la Capital potosina comentaron que los alumnos viven una introversión y dificultades para socializar dentro del salón de clases, a raíz de la pandemia que obligó a mudar a clases a virtuales.

En muchos de los casos, los alumnos lucen apáticos y renuentes a participar, convivir y trabajar en equipo, que a decir de los maestros, provoca un rezago para aprender y avanzar dentro del salón de clases.

Docentes de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí platicaron que además de hábitos como el comer durante clases, permanecer en cama y evitar el contacto entre los alumnos, fueron detonantes para que los alumnos que cursaron la preparatoria en línea durante dos años de restricciones, son los más apáticos para convivir.

Según el informe realizado por Perply, cuando los confinamientos comenzaron, la tasa de nuevos alumnos online se duplicó con respecto a octubre del año anterior. Para el mes de abril del mismo año esa tasa ya se había triplicado.

«Podríamos pensar que se trataba de algo temporal, pero una vez que terminaron los confinamientos e incluso ya entrados en el verano de 2021, cuando la nueva normalidad estaba más que instaurada, esa tasa siguió en constante alza», especificó Perply.

Entre los cursos más escogidos, podemos encontrar de todo tipo. Los grandes favoritos son los cursos de idiomas, pero esta modalidad permite estudiar desde electrónica, fotografía, SAP, marketing, nutrición o dibujo. Casi cualquier materia que nos interese, tendrá un curso online que podremos hacer.