Con Amparos, Renace Obliga a que Rehabiliten Dos Escuelas de Cd. Valles

La Fundación Renace anunció la promoción de dos nuevos amparos, junto con un grupo de padres de familia, para exigir el derecho a la educación de sus hijos que toman clases en el Centro de Educación Inicial Indígena “Josefa Ortíz de Domínguez” y en la escuela Francisco Villa, ambas  pertenecientes al municipio huasteco de Ciudad Valles.

Las escuelas se encuentran en muy malas condiciones y en una muy precaria situación, por lo que se pide a la Secretaría de Educación de Gobierno del Estado y a la Secretaría de Educación Pública, mejores condiciones para que puedan acceder a una escuela digna.

La encargada de la Unidad de Litigio de la Fundación Raquel Álvarez Charqueño, mencionó que  «lo que estamos haciendo es que estamos demandado a la Secretaría Educación Pública y al gobernador del Estado para que reconstruyan planteles educativos que nosotros hemos identificado que se encuentran inclusive a punto del derrumbe».

Agregó que  “hay escuelas en San Luis Potosí que están en muy malas condiciones, lamentablemente no hay un padrón que nos diga cuáles son esas escuelas y Renace lo que ha hecho es que hay en identificado a partir de personas que nos indican en comunidades con las que ya hemos trabajado, dónde están esas escuelas, a partir de ese contacto que tenemos con las comunidades estudiantiles es que proponemos una estrategia jurídica para la reconstrucción de las escuelas públicas en San Luis Potosí».

Informó que han promovido hasta la fecha seis amparos, y en todos se ha logrado que se rehabiliten las escuelas ubicadas en las cuatro zonas del estado. Añadió que gracias al amparo, se puede lograr que de manera inmediata se hagan inversiones en las escuelas para mejorar las condiciones en las que actualmente se encuentran.

«Solicitamos algo que se llama una suspensión provisional, y en esta suspensión no tenemos que esperar a la sentencia del amparo para que las autoridades ordenen que se reconstruyan las escuelas, sino que de manera inmediata que nosotros presentamos el escrito, en menos de tres días la jueza o el juez ordenan que se reconstruyan las escuelas», puntualizó.