Cobach Suspende a Director y Cuatro Docentes, por Acoso

  • ** Por tratar de obstaculizar la manifestación de alumnas del plantel 28, la Dirección General removió de su cargo al director y a docentes señalados como acosadores.

En atención a las denuncias públicas de alumnas y alumnos del plantel 28 del Colegio de Bachilleres (Cobach), sobre el histórico acoso sexual de parte de algunos maestros, la Dirección General retiró de su cargo al director y a cuatro docentes en tanto culminan las investigaciones internas correspondientes y se deslindan responsabilidades.

El acoso sexual e impunidad en este sistema educativo fue denunciado por alumnas que, tras haber participado en la Semana de la Mujer, organizada por el Gobierno del Estado a través del Instituto de las Mujeres, se animaron a denunciar lo que por años venía sucediendo al interior de las aulas: acoso sexual, miradas lascivas y propuestas indecorosas, sin que la anterior directora general del Cobach frenara dicho acoso.

“Desde comienzos de marzo, llevamos a los planteles un ciclo de pláticas y talleres para promover la igualdad de género y la defensa de los derechos de las jóvenes, si ellas alzaron la voz este 8 de marzo fue por la confianza que les brindaron las autoridades”, recalcó Rita Salinas Ferrari, directora general del Colegio de Bachilleres de San Luis Potosí.

Anunció que por oponerse a la manifestación del alumnado, el director del plantel antes mencionado fue suspendido de su cargo, al igual que cuatro maestros que desde sexenios anteriores habían sido señalados como acosadores y que, con total impunidad, seguían laborando en este sistema educativo. “El Gobierno no solapará estas prácticas denigrantes hacia las mujeres y en tanto no se resuelvan las investigaciones que hemos iniciado no estarán frente al grupo los acusados”, detalló Salinas Ferrari.

La funcionaria educativa expresó su total respaldo a los alumnos del Colegio de Bachilleres y celebró que hayan denunciado y defendido su derecho a una vida libre de acoso y violencia, además, se instaló un buzón permanente para que las alumnas y alumnos continúen denunciando a quien les acose, y se dio parte al Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) y a la Fiscalía General del Estado (FGE) sobre otros casos de acoso sexual doméstico que las alumnas también denunciaron.