Alianzas

NORBERTO AMAYA A. / Voces a debate / CDMX.
«En política, como en religión, hay devotos que manifiestan su veneración por un santo desaparecido convirtiendo su tumba en un santuario del crimen»: Thomas Macaulay.
Escuchar a Andrés Manuel López Obrador, nos da frescura y esperanza, con el tiempo y los años nos volvimos más viejos, pero con experiencia. ¿Cuánto perdimos? No sé, pero pienso que ganamos. El recorrido por mis Estados y la República son reflejo de acción y compromiso. Perdí mucho en lo material, pero gané en lo humano, así somos ahora. Lo que venga hay que hacerlo con todo el criterio y esfuerzo. No hay dobleces.
Norberto Amaya Aquino - Voces a Debate-600xLos años nos ganaron, ya no puedo andar de albañil o de limpiador de autos, tampoco me da pena hacerlo. Somos lo que hicimos y vivimos porque así se nos dio la vida. Hablar sobre lo que viene y escuchar a Facundo Cabral es recuperar lo que dejamos. López Obrador no es Dios, pero si es nuestro dirigente ahora. Lo demás vendrá después. Bueno, así pensamos, a algunos les disgusta y a otros les incomoda.
Desde que nací, entiendo que hay que andar en las buenas y en las malas, nunca nada ha sido fácil. Vivamos.
A mis amigos o compañeros que me preguntan les contesto lo que se debe, no se vale mentir. Les digo que ya soy «cincuentón», que no me alcanza para dar la vuelta, otra vez al país. Que no tuve la fortuna de que camináramos juntos. Lo hice con Cuauhtémoc Cárdenas muy joven e involucre a mi familia, quienes no se anduvieron por las ramas y otorgaron recursos materiales y físicos. Así nos fue, pero mi padre nos guió y orientó. Al tiempo.
Hay necesidad de reflexionar. A nuestro pueblo le está pesando mucho lo que está sucediendo. No se puede vivir con treinta pesos al día o con que lo paguen a bajo precio lo que producimos. Es más, hasta nuestro trabajo intelectual y profesional ha sido degradado, ya no sirve lo que te pagan y lo que gastas día con día. El gas, luz, teléfono, servicios, impuestos o agua, por decir lo menos, son una masacre contra la gente. ¿No ven o no oyen?
Es necesario hacer las alianzas, no podemos ser soberbios y mucho menos pensar que tenemos la razón en todo, pues es de lo que nos quejamos y lo que criticamos. El país merece otro rumbo, demos oportunidad de gobernar a Andrés Manuel López Obrador. No seamos ingratos, el tiempo nos dirá si nos equivocamos o acertamos. Ya se me fue alguna fuerza física, pero todavía corremos y caminamos. Con Cuauhtémoc con Cárdenas y AMLO trabajamos a marchas forzadas, ojalá y se pueda cumplir la esperanza. Mi padre, mi familia y amigos están en la idea. No los dejemos solos. Se debe y se puede. El tiempo pasa, hay que saber gobernar con una nueva política económica, además debe acompañarse con un sentido de servicio y cuidado de nuestros recursos naturales. Combatir a la corrupción y luchar por una sociedad de iguales. Es la tarea.
Reflexiones. Hay días de buenas noticias, pero también de escuchar asuntos de mala vibra. Yo espero que lo que venga sea para bien. No descuido consejos y tampoco hago a un lado palabras de crítica. Ya sé, como nos portamos nos viene el temporal. ¡Así es!
Correo: norbertoamaya21@gmail.com
Twitter: @Amaya5M