Los Engaños de Cada 3 y 6 Años

JAIME CHALITA ZAUR / Espacio de Reflexión 74 / San Luis Potosí, S.L.P.

Incontables  veces lo han comentado muchas personas y me incluyo entre ellas. Parece que México cae una y otra vez en el juego de reinventar su vida y vuelve a empezar su crecimiento socio económico, cada trienio en sus 2 mil 438 municipios y cada sexenio en sus 32 estados, así como, la Nación misma.

Jaime-Chalita-Reflexiones

Aquel pacto por México que, en el primer año del Presidente Peña Nieto, nos aseguraron que sería la llave que abre la puerta de nuestro despegue a un estatus de mejoría y modernización, tal cual fue el engaño de Salinas, expresidente de México, cuando nos vendió la idea que estábamos entrado al primer mundo, hasta que nuestra realidad nos despertó y, el golpe fue brutal con el error del ´94. Parece que está por pasar lo mismo.

Han sido momentos de mucho contraste para nuestra sociedad, el primero del gobierno federal, fue el Mexican Moment, desprendido del país con su presidente reformador y con acciones modernizadas,  aquel en que los acuerdos que privilegiarían  a la Nación, serían los que se llevasen adelante y en forma por demás rápida, las cámara que se encargan de hacer nuestras leyes, aprobaron las reformas que, en palabras de muchos, se decía era lo que México necesitaba para competir en especial en la reforma energética y desde luego la fiscal, las dos más importantes que deberían darle un resultado a nuestra sociedad positivo en el mediano plazo.

Ninguna de las dos ha sido lo que realmente se esperaba, así como las demás reformas, de las que ya deberíamos haber recibido de quienes se encargan de hacer progresar a este país, cuando menos seguridad, aplicación de la ley tal cual es, orden y disciplina en el quehacer público.

Por un lado la reforma energética que en términos de publicidad, se nos dijo que sería la solución para poder competir con los demás países productores de petróleo y, parecía verdad, como creo, todo fue planeado en una forma estática, es decir no dinámica y así, no podría darnos lo que se perseguía.

No se tomó en cuenta que el Mundo está lleno de estrategas financieras que verdaderamente planean y ejecutan en un mundo globalizado muy competido y, para quienes seguirán siendo, cuando menos en lo inmediato, los amos del petróleo, han decidido desplomar los precios del crudo, lo que ha metido a México en un remolino que estoy seguro tendrá, como tiene, y ya los sentimos, efectos muy negativos en nuestra economía.

Por otro lado, la reforma fiscal ha hecho daño a quienes forman el sector más vulnerable de la inversión y, son las pequeñas y medianas empresas que en su promedio de vida alcanzan solo 3 años de existencia y que por ello han cerrado miles de negocios chicos que realmente son los que sostienen la planta de fuentes de empleo en el 90, 92%  en México.

Con estos datos mínimos y con las elecciones intermedias de Peña Nieto, desde luego que las promesas están a la orden del día y, el tema de las reformas son parte de lo que los candidatos están poniendo en la mesa.

El PRD, en voz de su presidente nacional Carlos Navarrete, ha decidido apretar la relación con el Gobierno Federal cuando sostiene frente a líderes empresariales, su compromiso por revisar la Reforma Fiscal que ellos mismos habían aprobado junto con PRI, PVEM, y Nueva Alianza, en una acción quizás desesperada, pues el partido de López Obrador, se ha colocado solo a un punto del Partido del Sol.

Gustavo Madero por su parte en el PAN, ha declarado lo mismo y en la expectativa de que estos dos partidos políticos, hagan alianza, generan la preocupación del PRI, pues si se ponen de acuerdo en la revisión, juntos o separados, podrán revertir esta reforma y quizá, las otras.

Mucho habría de fondo en estos pactos en torno a las elecciones que nos esperan para el 7 de Junio, pero vale la pena resaltar como es que ha estado nuestro País, en manos inexpertas que un día hacen en un sentido y otro hacen en el contrario, es decir inventan el hilo negro y luego lo inventar otra vez, dejando de ser consistentes en la ruta, lo que nos da desventaja frente a otros países, pues no podemos avanzar.

No hablo, por ahora, como ya lo he hecho, de si las reformas son o no, buenas, de lo que se trata aquí, es de ver como los políticos actúan según sus intereses y no según los intereses de la población, total prometer no empobrece, dar es lo que aniquila, dice el proverbio mexicano.

Qué difícil es ver lo ciudadano en un sistema político social, totalmente agotado, totalmente rebasado en función de la impunidad y corrupción, temas que no se tocan en estas campañas de manera formal por inconvenientes a las formas políticas de hacer las cosas en México pero que, ya es necesario hacerlo.

Todos los días van y vienen noticias de abuso en el ejercicio de los dineros públicos, de propiedades hurtadas, desorden en lo servidores públicos y más, por un lado, pero por otro, nos tratan de convencer que vivimos bien y vamos mejor. ¿Quién nos dice la verdad? ¿Quién está mintiendo? Pagamos sueldos extraordinarios a nuestros servidores públicos para que nos den resultados de éxito, de avance y no lo obtenemos, la pobreza sigue creciendo y lacerando la relación social.

Tenemos que hacer algo frente al descaro de algunos, tenemos que avanzar en la exigencia del cumplimiento de unos cuantos frente a muchos miles. Esto ya no se sostiene así.

jaimechalita@yahoo.com

@jaimechalita

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.