Efecto Calolo

israel-lopez-monsiváis-elizondo-octava-columna-2ISRAEL LOPEZ MONSIVAIS ELIZONDO / Octava Columna / San Luis Potosí, S.L.P.

Oportunismo, traición, ego, ingratitud, incongruencia ideológica y nula identidad para abanderar la alianza de los mal llamados partidos de la izquierda potosina. ¿De verdad el Partido de la Revolución Democrática no entiende en seguir abriéndoles la puerta a candidatos priístas? ¿Cuál es la ética de los políticos potosinos con este tipo de alianzas? ¿Acaso el candidato Fernando Pérez Espinoza está actuando con la mínima congruencia ideológica?

El diputado priísta y candidato de la alianza por la gubernatura (PRD, PT y Conciencia Popular), aceptó jugar con las reglas impuestas por su partido (PRI), no fue el seleccionado y desde un inicio mostró su molestia, porque no asistió el día del destape del candidato en unidad, Juan Manuel Carreras; desde entonces algo no cuadraba.

Concuerdo que al interior del Partido Revolucionario Institucional no existe democracia en la selección de los candidatos; sin embargo, esto no justifica el actuar de los políticos que buscan el cobijo en otras instituciones políticas para continuar con sus carreras políticas.

Fernando Pérez Espinoza en su trayectoria política jamás ha ganado una elección. No contaba ni cuenta con la simpatía del ciudadano para ganar la gubernatura.

Ser de izquierda no es una mutación ideológica de la noche a la mañana por oportunismo. Ser de izquierda es haber sido solidario con: Vietnam, la lucha por los derechos civiles en EUA, feminismo, el movimiento (casi) universal de 1968, la experiencia de la Unidad Popular en Chile y la revolución cubana. ¿Acaso en su juventud el neófito izquierdista Calolo simpatizó con la historia de la izquierda mundial?

Ser de izquierda el día de hoy es simpatizar con: Podemos (España), Syrika (Grecia), Correa (Ecuador), Evo (Bolivia), Dilma (Brasil) y con nuestro Quijote con sabiduría de Sancho Panza, Pepe Mujica, jamás he leído una declaración de Fernando Pérez Espinoza en favor de estas causas, ¿Qué legitimidad tiene el PRD en el estado cuando sus últimos tres candidatos a la gubernatura son priístas inconformes con los procesos al interior del partido tricolor: Elías Dip Ramé (2003), Juan Ramiro Robledo (2009) y Fernando Pérez Espinoza (2015)?

Oportunismo de los actores involucrados en dos sentidos:

1).- Los partidos de la izquierda potosina se quedaron sin candidato con la detención de Gallardo, esperan que con la campaña de Calolo, penetrar en sectores que nunca han logrado simpatías y

2).- El ex presidente estatal del PRI tiene fe que con el capital político que construyó en los últimos años le alcanzará.

La votación más alta del Partido de la Revolución Democrática en el estado de San Luis Potosí fue en el 2009 con Juan Ramiro Robledo Ruiz, cuando alcanzó un poco más de los ocho mil votos y ahora es a lo que aspiran en estas elecciones.

Incongruencia, la militancia al partido es por convicción y no por conveniencias. La falta de identidad de los candidatos es reflejada en los programas institucionales cuando llegan a gobernar.

Guardando las proporciones y para ejemplificar lo que es la disciplina partidaria expondré el siguiente ejemplo: en la elección presidencial en Estados Unidos en el año 2008, la favorecida en las encuestas era Hillary Clinton sobre el candidato Barack Obama.

Al interior del partido Demócrata ganó Obama, esto no llevó a Hillary Clinton hacer un berrinche, ni a que su ego le ganara y traicionara a su partido, abanderando a los Republicanos, se alineó disciplinadamente y participó en la campaña apoyando a Barack y después en su gobierno. Esta disciplina la lleva a ser la candidata natural para las elecciones presidenciales en el 2016.

Congruencia ideológica es lo que pido a los políticos potosinos.

Sí habrá un efecto Calolo, por lógica le restará votos al Partido Revolucionario Institucional, más no los suficientes para inclinar la balanza a favor de los panistas que siguen peleándose entre sí. La campaña se cerrará entre los dos principales candidatos, Juan Manuel Carreras y Sonia Mendoza.

Mientras que para Fernando Pérez Espinoza la historia de la política potosina le tiene resguardado un lugar como uno de los mayores traidores institucionales del partido que lo vio nacer, crecer, consolidarse y abandonar el barco por continuar su proyecto político.

Israel López Monsivais Elizondo

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.