Cuando la Realidad Atropella con Todos sus Efectos

Jaime-Chalita-ReflexionesJAIME CHALITA ZARUR / Espacio de Reflexión 69 / San Luis Potosí, S. L. P.

Las representaciones populares han querido existir para la defensa de las clase sociales, dirigidas a lograr equilibrios y repartición de la riqueza nacional, entre mucho. También sabemos que las diferencias de clases se dan, erróneamente, en razón de lo que se acumula de dinero, bien o mal habido, pero que, es el dinero y su acumulación lo que marcadamente hace la diferencia entre los mismos de una nación cualquiera. Así, esto constituye la paradoja y contra sentido de los que persiguen un puesto público y, lo hacen no para servir, sino para servirse de él, creando lo que hoy conocemos como la clase política, sinónimo de poder económico, opulencia y presencia de élite, a través del dinero público.

No solo lo que comento es un daño a la sociedad, también nosotros ponemos nuestra parte, permitiendo, dejando de hacer, formando parte de lo mismo. Pronto tenderemos elecciones en nuestro Estado, pero también en algunos otros estados y serán tan pobres en propuesta que, los chapulines saltan por todos lados pidiendo ser candidatos del puesto que sigue, aún sin tener un respaldo de trabajo, serán los mismos participantes, casi todos, que jamás escucharon a sus representados, aún así,  ya se perfilan candidatos de los diferentes niveles de gobiernos en las intermedias elecciones y, lo de San Luis Potosí, no es la excepción, funcionarios de los más altos niveles que han dejado sus puestos para tratar de perseguir un nuevo cargo que les permita por un lado, continuar viviendo de lo público y por el otro que les sirva de impunidad por aquello de lo que se han llevado, resultado de lo ilícito.

Son desde Secretarios de Gobierno hasta esposas de Gobernadores, sin faltar los diputados locales que van a las diputaciones federales y los de las federales que vienen de regreso a las locales, hasta uno de ellos será candidato de «unidad» de las Izquierdas, sabiendo que va a perder, pero se va a caer para arriba, pues después de las elecciones, adivine que, lo veremos como diputado federal de vuelta.

Mire Usted, que fácil, ya no tenemos de otra elección y así pues para que ir a votar, serán los mismos, si de diferente partido pero, los mismos, solo que revueltos. Caso aparte es el del PRI, que aclaro, no formo parte de ningún partido político, pero que en este Instituto, se han preocupado por promover a sus agremiados.

Declaración de bienes, declaración de sus percepciones estando al corriente con los impuestos y, lo más difícil, declaración de sus intenciones que animan a los candidatos, sus ligas de amigos, intereses con quien y, porque, seria lo mínimo que cualquier candidato debieran transparentar ante los electores.

Una lluvia casi cotidiana de escándalos de riqueza inexplicables y ligas con el crimen organizado de funcionarios de alto nivel, es con lo que nos amanecemos todos los días ¿En manos de quien hemos estado? Como he comentado, este desorden no inicio del lado de quienes no tenemos poder de desición pública, fueron ellos que en el afán de tener más y más, quisieron engañar a la población, a los malhechores y terminaron engañándose ellos mismos.

En razón de las mentiras de muchos, en el sector oficial que, en cada Estado se les dice a sus habitantes, de lo maravilloso que es vivir bajo la administración que cada quien tiene y que, cada una es la mejor y el lugar que por primera vez, se ha obtenido en tal o cual rubro, dibujando un mundo lleno de mentiras para justificar la miseria de nuestro pueblo, por ello y mucho más  importante y, con reservas, es saber como se ve el estado de cada quien, desde afuera; en lo que toca a San Luis Potosí, desde luego que no nos ha ido nada bien.

El Foro Económico Mundial nos ve, a los mexicanos de entre 19 países en el lugar número 17 en materia de corrupción, ya con el antecedente de Transparencia Internacional, de una calificación que nos deja mal a los potosinos con 3.5 de posibles 10 puntos.

Forbes, apoyados en INEGI 2013, publica que San Luis Potosí, el Distrito Federal y el Estado de México fueron las entidades más corruptas en materia de trámites, solicitudes de servicio y otros contactos con servidores públicos. Presenta retrasos en desarrollo económico, que es uno de los efectos inmediatos, aún a pesar de las empresas que se han anunciado vendrán, creyendo que somos muy competitivos porque pensamos que nosotros escogemos quien llega; error, los intereses de las armadores en este caso, son los que nos hacen objetos de ser seleccionados por quienes vienen y, muy seguramente ya calculado el riesgo de corrupción, pues para muestra ahí esta Walmart.

Las soluciones no son fáciles, políticos corruptos asociados a delincuentes, que luego ya no es clara la diferencia, una sociedad autista, callada, cómplice por omisión, son daños que tenemos que revertir.

 

Si desea suscribirse a nuestro canal de Telegram, sólo de click aquí!

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.