¿Dónde está el gobierno?

Por Leonel Serrato/ Pulso/ San Luis Potosí, S.L.P.

Sábado 5, octubre 2012.- El título de esta colaboración debiera ser en realidad ¿Dónde está el Estado?, mire Usted por qué: Cuando estudié para abogado había una materia que se llamaba Teoría del Estado, además de que tuve un gran maestro, don Antonio Leija; por eso aprendí qué cosa era eso que le llamamos “Estado” y para qué servía.

Primero hay que decir que hay dos usos para la palabra “estado”, un primer uso que es para nombrar a una unidad territorial, y otro que es para designar a una forma jurídica que tiene que ver con ser una organización social, política, económica y que existe en cierta parte del mundo, y que reúne cinco elementos que lo constituyen.

Así por ejemplo San Luis Potosí es un “estado” territorialmente hablando, (forma parte de los Estados Unidos Mexicanos), pero también es un “estado jurídico”.

No nos ocupemos del concepto territorial, porque ese recibe varios nombres según el país, en algunos lados es “departamento”, en otros “provincia”, “comunidad”, “intendencia”, etcétera; pero el concepto jurídico es el mismo en todo el planeta.

La mayoría de la gente identifica al “estado jurídico” con uno de sus elementos que es el gobierno, pero en realidad tiene cinco elementos: población, área territorial más o menos identificable (hoy día perfectamente identificable vía las fronteras), folclore, gobierno, y teleología (finalidad, razón última de existir).

Para distinguir yo siempre escribo “estado jurídico” sólo como Estado, así con mayúscula inicial, ya que creo que es la síntesis de todo lo que la humanidad ha evolucionado desde las cavernas.

Sin embargo, la sola existencia del Estado no basta, sino además es indispensable que funcione correctamente, vea por qué:

No hay caos en las calles, porque hay un Estado que vigila; no hay personas que se hagan Justicia por mano propia, porque hay un Estado que procura y aplica los premios y los castigos; no hay inequidad en la distribución de la riqueza porque hay un Estado que modera; no hay dolor ni sufrimiento porque hay un Estado eficaz en prevenirlo y erradicarlo; no hay ignorancia porque hay un Estado que provee no sólo educación, sino espacio para la formación intelectual, la adquisición de habilidades y valores, y también información veraz y puntual.

No hay impunidad porque es contraria a la existencia del Estado que funciona.

El Estado es el ente al que los seres humanos hemos dotado de una gran cantidad de poder, pero no un poder total, sino con límites, con reglas, con pesos y contrapesos, para evitar que se exceda y rebase a sus creadores y los sojuzgue.

El Estado es un instrumento para que un grupo humano logre su fin más elemental, que es vivir en paz, armonía y felicidad.

Califique Usted ahora si es correcto o no que en México y en San Luis Potosí nos preguntemos ¿Dónde está el Estado?

Podemos pensar que el Estado Mexicano o el Estado Potosino ahí están porque nos cobran mucho de impuestos, o porque hay un montón de empleados que se les pagan fabulosos salarios por prestarnos servicios.

Igualmente podemos llegar a creer que hay un Estado Mexicano o un Estado Potosino porque hay un Ejército, policías y cárceles; o porque hay jueces, tribunales, embargos, remates y confiscación de bienes.

Todo eso existe porque en efecto, parece haber un Estado, pero no nos engañemos, lo que tenemos no es un Estado, sino algo que se le parece, pero que no cumple los requisitos teóricos y materiales para serlo.

En materia de población, ¿Hay una sola nación o población mexicana? ¿Somos iguales? ¿Todos, en San Luis Potosí, somos potosinos?

En cuestiones territoriales, ¿Es correcto hablar de que el Estado Mexicano tiene un territorio que sea de todos los mexicanos? ¿Podemos los potosinos decir que cada milímetro del territorio que vemos en los mapas está bajo el dominio soberano de los potosinos?

Sobre el gobierno, sin entrar al detalle de cómo fue electo o designado, sólo respóndase ¿Sirve a todos los seres humanos que habitamos en el territorio que dice está bajo su control? ¿Les premia y les castiga sin hacer distingos? ¿Les cobra impuestos justos a todos, y a todos les presta servicios?

¿Nuestras costumbres, nuestras cosmovisiones, nuestras formas, usos, tradiciones, creencias, son iguales o afines? ¿Compartimos, en todo México o en todo San Luis Potosí, el mismo sueño?

Por último, ¿Podemos afirmar que el Estado Mexicano, o el Estado Potosino, tiene alguna finalidad? Pensemos, ¿Para qué sirve el Estado Mexicano, o el Estado Potosino? ¿Cuál es su utilidad moral? ¿Cuál es la utilidad material o práctica?

Creo que el Estado Mexicano, y desde luego el Estado Potosino, se ha ido convirtiendo no en la suma de nuestras virtudes humanas milenarias, sino en la colección de todas nuestras perversiones.

Si Usted hubiera creado una máquina para su servicio, para que le procurara bienestar, felicidad y crecimiento, y que en lugar de ello le diera todo lo contrario, ¿Qué haría con esa máquina?

Si Usted va con su médico para que le procure salud a sus pequeños hijos y los asesina intencionadamente, ¿Qué haría con ese médico?

Si Usted le confía su dinero a un empleado, para que lo invierta en mejoras de su casa, y se lo roba, ¿Qué haría con ese empleado?

No se qué haría cada quien, pero estoy seguro de lo que alguien con sentido común no haría: no volvería a conectar la máquina; jamás volvería a poner la salud de otro hijo en manos de ese médico infame, y mucho menos le volvería a dar dinero a ese empleado infiel.

Algún día desentrañaremos el misterio de por qué los mexicanos, y los potosinos, sí lo hacemos.

Ingenuidades

Sobre el estado actual de las finanzas municipales en San Luis Potosí capital, baste decir que no debemos olvidar que el actual gobierno, y el anterior, son ambos del PRI; y aunque no es lo mismo bacín que jarro, ambos están hechos del mismo barro.

leonelserrato@gmail.com

//

1 Comment

  1. A que don lionel serrano…juzga todo como un paladín de lo moral y lo correcto, a sabiendas que muchos potosinos conocen de sus perversiones y no solo políticas, sino también éticas y morales, en fin se le olvida que su corazón y su NOTARÍA Tambié. Son de extracción priista.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.