El PAN, de espaldas a su historia, otra vez

JUAN JOSÉ RODRÍGUEZ / Las Nueve Esquinas / San Luis Potosí, S.L.P. / 18 Sep. 2014.

A lo largo de su historia, el Partido Acción Nacional ha sido un partido de votantes, no de militantes. Los hechos lo corroboran.

juan jose rodriguez 2En julio del 2012, al momento de la última elección, el PAN potosino aproximadamente con 14 mil militantes, y obtuvo 335 mil 875 votos (para diputados locales), sin contar los que le aportó su aliado el PANAL. Esto significa que para el partido albiazul su militancia representa apenas el 4.1 por ciento de su votación. Si nos referimos a los comicios del 2009, por ser los más propicios a la comparación ya que en ellos se eligió gobernador, los saldos son más contundentes: unos 12 mil militantes frente a 371 mil 724 sufragios propios, con una proporción del 3.2 por ciento.

Después de que en el segundo semestre del 2012 el dirigente nacional panista Gustavo Madero decidiera proceder a una drástica, pero realista, depuración del padrón partidista, la militancia se redujo tanto a nivel nacional como local en aproximadamente un cincuenta por ciento. Así, el año pasado el número de militantes registrados en San Luis Potosí se redujo a 7 mil y fracción. Al día de hoy, luego de un inusitado incremento registrado en los últimos meses, el listado respectivo acumula alrededor de 11 mil nombres.

Hay otros hechos, de naturaleza diferente pero que igual proporcionan elementos de juicio válidos: a partir de que los resultados electorales comenzaron a merecer primero algo y después más confianza, digamos de principios de los 90s para acá, era notorio el fenómeno de la disparidad entre militantes y votantes/simpatizantes panistas.

Me explico: el candidato del PRI a diputado local –por decir algo- acudía a un mitin a digamos la colonia Las Piedras y congregaba a 300 seguidores. Iba luego el del PAN y a duras penas juntaba a 50. Sin embargo, el día de las elecciones, en la casilla correspondiente, el priísta sacaba 80 votos y el panista 100. Algo semejante ocurría en otros lugares del Estado. Tras de esto hay toda una fenomenología social que no es el caso tratar de discernir ahora.

Así las cosas, para efectos prácticos su militancia le sirve al PAN para armar su estructura electoral, para tener activistas en sus áreas de mayor influencia, para difundir sus principios y programas y, desde luego, para de entre ellos sacar a sus candidatos. Pero nada más. Con sus militantes registrados Acción Nacional no gana ni la sociedad de alumnos del kínder de la colonia Salsipuedes.

En semejantes circunstancias, las cuales indican con absoluta claridad que en el fondo el PAN todo se lo debe a los ciudadanos, en especial a los independientes e indecisos y no a su escasa militancia, lo lógico sería que para tratar de ir con ventaja o por lo menos en niveles altos de competitividad a las elecciones, el partido albiazul intentara definir por lo menos a su candidato más importante consultando a la ciudadanía, tomándole parecer, pulsando sus humores.

Una consulta abierta a la ciudadanía, en su sentido clásico, es totalmente desaconsejable para Acción Nacional: además de que costaría varios millones de pesos y supondría una logística enorme y complicada, corre el riesgo de que vayan a sus urnas priístas, perredistas y verdes a distorsionarle los resultados si no es que de plano a boicotearle el ejercicio.

¿Qué le queda entonces? Las encuestas amplias, serias, profesionales y confiables. En efecto, lo más cercano a una consulta popular que existe es un buen levantamiento demoscópico con el cuestionario apropiado.

Las encuestas son representativas. Esto quiere decir que si aquí se realizan digamos dos mil entrevistas, estas deberán reflejar con un alto grado de confiabilidad la opinión, las preferencias, los rechazos y, si se quiere, las preocupaciones, demandas, valoraciones, el sentir y hasta el talante del millón 800 mil potosinos mayores de 18 años y con credencial de elector.

Eso puede resultar demasiado difuso, pero para remediarlo las mediciones de esa naturaleza han alcanzado un elevado nivel de sofisticación que les permite focalizar su investigación y saber lo que les importa. Mediante las llamadas preguntas de control, al inicio de las entrevistas se descarta a quienes se confiesan apartidistas, militantes o simpatizantes de otros partidos, y a quienes dicen que no piensan ir a votar. Así, el resultado final de la encuesta puede reflejar con bastante precisión las preferencias de decenas o cientos de miles de panistas militantes, de panistas potenciales y/o de los simpatizantes que son los que siempre le han dado sus triunfos electorales a Acción Nacional.

Hasta donde van las cosas en este momento en el panismo potosino, se entiende que el llamado Círculo Azul formado por Héctor Mendizábal, la senadora Sonia Mendoza y el diputado Juan Pablo Escobar, que son quienes controlan la dirigencia, la estructura y en gran medida la militancia, están de acuerdo en que para definir quién será su candidato a gobernador se levante una encuesta estatal con un mínimo de 2 mil 600 entrevistados, pero que una vez que se sepa quiénes son los dos primeros, estos vayan a un proceso interno y se sometan a la decisión de los escasos militantes. Está raro. Bueno, la verdad no tanto. (Esta historia continuará la próxima semana).

A VER QUÉ DICE LA JUSTICIA FEDERAL

El sábado anterior recibimos un correo remitido por el joven abogado Luis González Lozano, quien litiga principalmente en materia civil y administrativa desde su despacho Data Legal Abogados, S.C. Sabemos que es un profesionista serio y competente, con fama además de buen constitucionalista. Su mensaje dice:

“Le comento que es muy preocupante el listado con las ternas enviadas por el Gobernador al Congreso, ya que en su mayoría esas personas no tienen conocimientos, méritos, etc., para ocupar el cargo de magistrado. También preocupa que las asociaciones y colegios (de abogados) han tenido una opinión/participación muy tibia, modesta.

“Yo estoy muy preocupado, ya que nos toca la batalla diaria con la administración de justicia, y la verdad es que no está bien y ahora pinta peor.

“Por ello, presentaré un amparo el próximo miércoles. Le adjunto el archivo. Creo que el amparo tiene algunos aspectos interesantes que no cumplió el Ejecutivo Estatal. Desconozco si lo vayan a admitir o no, y si me otorguen o no la suspensión, pero creo que el planteamiento vale la pena divulgarlo”.

González Lozano cumplió lo dicho, y ayer a las 11:04 minutos su demanda de amparo fue recibido en la Oficina de Correspondencia Común de los Juzgados de Distrito en esta ciudad, habiéndose turnado de inmediato al juzgado cuarto.

El documento es de casi 20 hojas, pero en la número dos aparecen unos párrafos fundamentales que explican el sentido general del asunto: “Reclamo del Gobernador Constitucional del Estado de San Luis Potosí el indebido tratamiento y/o método de integración (de la que se presume su falta de fundamentación y motivación) de la propuesta enviada al Congreso del Estado de San Luis Potosí, en la que presentaron diez ternas para ocupar el cargo de Magistrados Numerarios del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, ya que no se determinó y justificó:

  1. a) Las bases utilizadas para la composición de las ternas presentadas. b) Cuáles fueron los parámetros, discernimientos y criterios tomados en cuenta para la selección de las ternas presentadas. c) La desatención/omisión que para seleccionar candidatos para integrar las ternas presentadas debió convocar a todos los ciudadanos (entre los que me encuentro, de allí mi interés legítimo) que se consideraran aptos para ocupar el cargo de Magistrado Numerario por cumplir los requisitos señalados en el artículo 99 de la Constitución Política del Estado de San Luis Potosí, otorgándoseles un término prudente para que comparecieran ante el Ejecutivo Estatal a solicitar fuéramos tomados en cuenta para integrar las ternas”.

Entendemos que González Lozano no está interesado en ser magistrado. Su despacho está bien acreditado y tiene una buena cartera de clientes. Su interés real es como abogado litigante que, como tantos otros, quisieran que la impartición de justicia en San Luis Potosí estuviera en manos de letrados competentes, justos, honorables y trabajadores.

Tan pronto como hoy mismo o mañana viernes se sabrá, primero, si la demanda es admitida por el juez y, segundo, si concede la suspensión provisional. Esto último se siente poco probable, pero nunca se sabe.

Y a propósito de las jícaras, seguramente para reponerse de la fatiga del largo W7, los señores diputados decidieron no sesionar hoy, como es habitual, sino hacerlo hasta el jueves 25, cuando ya se les estará agotando el plazo para decidir sobre la designación de magistrados. Habiendo recibido la propuesta el día primero, según nuestras cuentas el término constitucional de 30 días se les acaba el miércoles 1º. de octubre.

< COMPRIMIDOS.

La reciente visita de su líder nacional dejó más incertidumbre que certeza entre los priístas potosinos. Se tiene por cierto que vino a decirle a los pre aspirantes a posibles candidatos que no se aceleraran y a proyectar una imagen de unidad partidista. No se sabe si vino a fortalecer al gobernador Fernando Toranzo o a acotarlo diciéndole que se aplique a gobernar lo mejor posible ya que eso es lo más que puede hacer por el partido. En cuanto a la permanencia de Jaime Santoyo como Delegado General del CEN, la cara de sorpresa que puso cuando escuchó a César Camacho ratificarlo en el cargo, desconcertó muchísimo a quienes observaron el gesto.

Lo de que el Gobierno del Estado iba a desembolsar alrededor de mil millones de pesos para conseguir la instalación de la armadora BMW ya lo sabíamos. Lo que no teníamos claro era si se fondearía a mediano plazo con los recursos que derivaran del impuesto sobre la nómina o si habría que recurrir al crédito. Ya está claro que hubo que hacer esto último, y aunque el financiamiento esté justificado, tenga un propósito productivo y disponga de su propia fuente de pago, no dudo que al gobernador Toranzo le haya dolido en el alma romper en pedacitos su hasta ahora intransigente política de no contraer nueva deuda pública, como tampoco dudo que Marcelo de los Santos ande muerto de la risa.

Seguramente Elías Dip dice la verdad cuando asegura que él nunca renunció al PRI. No necesitaba hacerlo: al aceptar ser candidato por otro partido automáticamente quedó fuera del tricolor. Es verdad también que recientes reformas a los estatutos posibilitan el regreso de quienes se fueron a calentar con leña de otro hogar, pero primero tienen que hacer un trámite por escrito y esperar a ver qué les responde la Comisión Nacional de Justicia partidaria.

Aunque conocida oficialmente con el nombre de Dirección General de Adquisiciones del Gobierno del Estado, dependiente de la Oficialía Mayo, tiene tiempo convertida en la principal Oficina de Recaudación de ya saben ustedes quién. Nomás fíjense.

Entre más atención se le pone al desempeño del vocal ejecutivo del Instituto Nacional de Elecciones en estos lares, Pablo Sergio Aispuro Cárdenas, más se afianza la impresión de que es protagónico, rijoso y algo metichón. Como que por la naturaleza de sus funciones debería ser más medido.

Hasta el próximo jueves.

Si desea suscribirse a nuestro canal de Telegram, sólo de click aquí!

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.